• Aunque el equipo sufrió una dura caída ante Cobresal el pasado jueves y las posibilidades son complejas, Coquimbo Unido mantiene el espíritu de lucha.
Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
El compromiso lo sostendrá ante Universidad de Concepción, que también sufre las penurias de un eventual regreso a la Primera B. Posteriormente, el aurinegro recibe a Everton de Viña del Mar y remata con Palestino en La Cisterna. En otro resultado Deportes Iquique y Colo-Colo igualaron sin goles.

Tras la caída ante Cobresal en el puerto pirata, para Coquimbo Unido se acabó el margen. En todo el sentido de la palabra, pues se terminaron los compromisos pendientes luego de su sobresaliente participación en Copa Sudamericana, y además, sólo restan tres fechas para definir su futuro en la división de honor del fútbol chileno, donde todos los equipos se juegan algo importante.

La situación es complicada, ya que los dirigidos por Juan José Ribera están en el fondo de la tabla general con sólo 31 unidades, y aunque a falta de tres compromisos restantes y nueve puntos aún en disputa, las opciones, no dependen de su propia capacidad para que el destino les juegue a favor.

Recordemos que los piratas tuvieron cinco compromisos pendientes en menos de 14 días, con Colo Colo (1-2), Unión Española (1-0), Unversidad de Chile (0-1), Deportes Iquique (2-2) y Cobresal (0-1), lo que a todas luces no fue una buena cosecha, ya que no logró los puntos suficientes para llegar a las últimas finales con tranquilidad. A eso, se suma el enorme cansancio tras una extenuante campaña y la inclemente programación de la ANFP para que los aurinegros se pusieran al día.

El primero de estos partidos lo disputa hoy desde las 17:30 horas ante Universidad de Concepción, en el estadio Ester Roa Rebolledo de la capital del Bío-Bío. Los del Campanil están con 37 puntos en la tabla general, y con un promedio acumulado de 1,052 en la ponderada. Por tanto, el compromiso de los sureños con Coquimbo Unido es de vida o muerte para aún creer en la posibilidad de quedarse en la división de honor.  

Por su parte, en Coquimbo Unido también está contra las cuerdas, porque la situación es límite: está en el fondo de la tabla con 31 unidades, esperando que otros resultados se den, pues si gana sus tres partidos finales, sólo puede aspirar a 40 unidades, y sólo quedan tres finales: la de hoy, ante Universidad de Concepción, luego ante Everton el jueves a las 18:30 horas en el puerto y cerrando la fecha 34 frente a Palestino, en el estadio Municipal de La Cisterna, la que se jugará íntegramente el sábado 13 a las 17:00 horas.

Los próximos desafíos

En Coquimbo Unido aseguraron que entregarán todo para cerrar la temporada con la frente en alto e intentar zafar de una posición,  que de acuerdo a los planes iniciales,en la que no habrían querido por ningún motivo estar.

En ese respecto, el técnico de los piratas, Juan José Ribera, aseguró que debido a la seguidilla de compromisos que han debido abordar en tan pocas semanas, es muy poco el tiempo que han tenido para elaborar una planificación partido a partido, a lo que se suma la carga de partidos que se han acumulado. “Hay mucho amor propio, es jugar con las piernas al límite de las lesiones musculares. No hay que olvidar que tuvimos después del partido con la “U” cuatro jugadores lesionados y que no sabemos cuando los vamos a recuperar. Lo cierto es que seguimos en la lucha”, aseguró el adiestrador.

El deté porteño subrayó que “somos un equipo que va a pelear hasta el final, hasta el día de hoy recibimos felicitaciones por lo que hicimos en la Copa Sudamericana, y vamos últimos en la tabla. Los hinchas deben estar sufriendo como nosotros, pero agradecen el esfuerzo de los jugadores y ven el desgaste que hemos tenido, que ha sido enorme”, destacó el jefe técnico.

Ribera reconoció que han habido errores y virtudes en todos los compromisos que Coquimbo Unido ha abordado en las últimas semanas, “pero yo destaco el sacrificio y la entrega que han tenido, porque es super complejo. Casi no podemos trabajar por el poco tiempo que hay y debemos apelar a la recuperación. Incluso a la Católica le ha pasado, porque hay desgaste y mucha cercanía entre partido y partido”, aseguró el “Coto”, quien pese a la complicada situación, espera que el desempeño final alcance para dejar a Coquimbo Unido en Primera División.

Ante un rival con urgencias

Universidad de Concepción también está con la soga al cuello, y saben que ante los aurinegros deberán jugarse la vida. Al respecto, el defensa del campanil, Eric Godoy, señaló que “este equipo, durante todo el año, se ha caracterizado por luchar y lo ha mostrado con creces. Sabemos el momento que vivimos y la condición que como grupo heredamos y hemos pasado muchas adversidades en una temporada difícil. Seguiremos dando pelea y buscando todas las posibilidades para permanecer en Primera”, argumentó el zaguero formado en Santiago Wanderers. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X