• El talentoso atacante de origen coquimbano finalmente se enamoró de Deportes La Serena. Quien debutara en 1985 en La Portada quedó en la memoria de los hinchas de los años ‘80 y ‘90.
Crédito fotografía: 
Janina Guerrero
El ambidiestro que alcanzó el ascenso con Deportes La Serena en 1987 y 1996 y que tuvo pasos por otras instituciones como Lozapenco, Regional Atacama, Cobresal, Deportes Arica y Wanderers, se ha dedicado principalmente a enseñar lo que más conoció: vivir el fútbol con entrega, sin dejar de verlo como una pasión

Dicen que dentro de la vorágine noticiosa, como así también en la vida, es bueno darse pausas y mirar hacia atrás. Y a veces ni tan lejos, ya que hay personas que diariamente circulan por nuestra conurbación y llevan consigo historias y alegrías que marcaron una época.

Y justamente, frente a la Plaza de Armas de La Serena, es el punto de encuentro con Wilson Fre, uno de los jugadores más recordados de las últimas décadas que vistiera la camiseta de Deportes La Serena y que participara de hitos relevantes en la historia del equipo granate.

Pero hay que remontarse a los inicios, que el mismo Wilson nos relató en forma afable, sello de su estilo.

“Nací en Coquimbo y desde los dos años viví en el sector de El Peñón, lugar donde mis papás se instalaron y donde aún viven con mis hermanos.   Años después, ya más grandes, mis primos me llevaron un poco más crecido a Unión Farola, mi primer equipo. Esto en 1983”, relató.

En este rápido periplo, por esas cosas de la vida, Fre integró la selección de Coquimbo y con posterioridad recibió un llamado que le cambió la vida.

Luego de regresar al Peñón antes de una pretemporada, lo observa jugando en el sector rural Gregorio Vilches.

“En ese momento recibo su invitación para probarme en los cadetes de Deportes La Serena.  Al principio no me convencí, pero quien fue muy importante fue Rigoberto Maluenda, que ya jugaba en el primer equipo”, afirmó esta figura destacada del balompié de antaño.

No pasó mucho tiempo cuando debutó con la camiseta granate, en forma oficial, aunque siendo alternativa.

También vistió la camiseta de Deportes Ovalle

 

Esto tuvo lugar en El Salvador ante Cobresal. Quien lo hizo debutar fue Eugenio Horta. “Yo subí muy rápido, de hecho no alcancé a estar mucho tiempo como cadete en el ‘83 y luego pasé a ser parte del primer equipo. Jugué muchos encuentros preliminares. Fue muy útil”.

En 1986 toma el primer equipo Hugo Valdivia, y en esa temporada es cuando anota su primer gol, ante Regional Atacama, cuando por primera vez es titular y La Serena se lleva ese partido por 1-0.   Y ese año logra  ganar en minutos.

LOGROS IMPORTANTES

Pero en la temporada siguiente, vivió un momento muy especial: el ascenso de CD La Serena en 1987 al fútbol de Primera División.

En aquel plantel jugó con hombres como Mario Rodríguez, Pedro Barahona, Alberto Valenzuela, Daniel Alcayaga, Gastón Cid, Héctor “Kunta” Cabello ó Víctor “Pititore” Cabrera, sólo por nombrar algunos, bajo la batuta de José “El Negro” Sulantay.

“Nos fue bien por la calidad de jugadores que teníamos, por el compañerismo que había.    

No lo pasamos bien en años anteriores y conocíamos las necesidades del club. Por eso fue tan valorado aquel logro”, aseguró Fre, sobre un hito que casi lo llevó a jugar el ascenso por Universidad de Chile en el ‘88, pero Luis Santibáñez lo retuvo para que se quedara en pastos de Avenida Estadio.

Fue finalmente lo mejor, ya que pudo disputar una liguilla de Copa Libertadores siendo eliminados en forma polémica por Colo Colo. Esto se repitió el ‘89. 

Foto: Cedida

BUEN BALANCE

Si bien es cierto que luego tuvo pasos por varias instituciones, como Lozapenco, Santiago Wanderers, Deportes Ovalle, Cobresal, Regional Atacama, Deportes Ovalle o Deportes Arica, sin lugar a dudas su corazón es granate, donde también ascendió a la A en 1996.

Es un verdadero ciudadano de la capital regional,  que luego de su retiro en 2001, tuvo la ilusión de jugar aquella temporada con Deportes La Serena en la Primera B.

“Hice la pretemporada, pero resulta que la institución tenía diversos problemas económicos y  ya no había posibilidades de contratar nombres nuevos. Hugo Solís, el técnico de ese momento, habló conmigo y me explicó la situación. Le di las gracias, pero no quise seguir adelante porque las ganas de estar en Deportes La Serena era lo único que me mantenía entrenando. Después, a mitad de año me invitaron a jugar,  pero ya tenía una decisión tomada”, afirmó.

Hoy, retirado hace un largo tiempo, como técnico titulado en la INAF,  ha seguido trabajando vinculado principalmente al mundo de las cadetes. 

Hoy dirige la sub-17 de Deportes La Serena y mantiene su espíritu como jugador. 

“Nunca hay que dar nada por perdido. El éxito está ahí. La suerte en el fútbol llega sin avisar”, concluyó.

Foto: Cedida

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X