• El mejor año de su vida en el golf viviò en este 2018 el joven jugador nacional Joaquìn Niemann, quien se vino a pasar unos dìas de sus vacaciones a Puerto Velero.
  • Conversando con El Día en Puerto Velero.
  • Con su polola, Christina Hellema, disfrutando de sus días de descanso.
Crédito fotografía: 
Mauricio Bugueño
Los entendidos aseguran que los top 10 que “Joaking” logró en este 2018 lo postulan a ganar un torneo en 2019 en el PGA. Este joven golfista nacional, que acaba de cumplir los 20 años, fue número uno del Ranking Mundial Amateur y con 18 años jugó uno de los cuatro Majors de golf: el abierto de los Estados Unidos. De descanso en la Región de Coquimbo, este joven talagantino, incrustado ya en la élite mundial, que ha hecho que el planeta golf ponga sus ojos en él, se dio el espacio para conversar con un equipo de diario El Día, mientras descansaba en Puerto Velero.

El último mes ha estado en el país Joaquín Niemann Zenteno, quien vino, luego de Navidad, a refugiarse de la agitación capitalina, al hermoso balneario de Puerto Velero. Acompañado de la familia de su novia, el golfista nacional más destacado de este 2018 y uno de los mejores de la historia del país, haciendo un pequeño break en su descanso, antes de comenzar a jugar el Abierto de Cachagua que comenzará la próxima semana, conversó con elDía, oportunidad que aprovechó para repasar su gran temporada,  sus objetivos para los próximos dos años y su afán principal,  provocar que esta disciplina se pueda masificar en el país, algo muy parecido a lo que sucede en los Estados Unidos.

Había jugado tenis por la mañana y disfrutado de la piscina. Dominaba un balón de fútbol, como buen hincha de la U. Católica, mostrando su habilidad buscando emular el manejo que tiene Alexis Sánchez, a quien define como uno de sus ídolos.  Por la tarde-noche, junto a su polola  Christina Hellema, visitó a unos amigos en La Serena. Los últimos días de Joaquín han sido distendidos, relajados, lejos de una cancha de golf, lejos de la rutina del día a día practicando su arte, que en una semana común y corriente de competencia parte muy temprano en Jupiter, su lugar de residencia en Estados Unidos, una ciudad en la costa Este del Estado de Florida, muy cerca de Miami y lugar preferido de Tiger Woods, Jack Nicklaus, Dustin Johnson, que además se han convertido en sus vecinos.

Se ve muy bien, feliz  y por sobre todo, irradia una tremenda actitud frente a quienes le acompañan, en este caso, hacia el equipo de esta casa periodística, a quien le destinó un valioso tiempo para poder conocer lo que ha sido el 2018, su gran año.

 

A DISFRUTAR A CHILE

“Vengo a Chile a disfrutar de la familia, la polola, los amigos, ya que estoy todo el año jugando golf,  jugando torneos, concentrado en lo mío y cada vez que vengo para acá trato de hacer algo distinto,  que no sea golf y poder distraerme un poco para volver con más energías”.

-Pasa todo muy rápido, ¿ya debes pensar en tu agenda de torneos para enero y febrero?

“Quiero jugar la mayor cantidad de torneos posibles en estas semanas en Estados Unidos. En enero, en la primera semana , parto en Cachagua y después viajo a Estados Unidos para jugar en California tres semanas seguidas, Phoenix y después en Florida”

-Un año diferente, lejos el mejor, ¿esperabas este  ascenso tan rápido?

“La verdad es que tenía una ansiedad, un miedo de saber cómo me iba a ir apenas me hiciera profesional. Cuando hice mi primer torneo en abril como profesional terminé sexto y pude ganar varios puntos en la FedEx Cup, pelear mi tarjeta del próximo año y desde ese momento me di cuenta que podía estar compitiendo con ellos, con los mejores del mundo y jugué más tranquilo después de eso”.

“Este 2018 ha sido el mejor año de mi vida hasta ahora, nunca pensé que entraría, ya que lo había proyectado de buena forma en 2019 o 2020”

-¿Se aprende también de esos grandes jugadores?

“Sin duda. Hay jugadores que llevan más años en el PGA Tour  que los que tengo yo en vida y me ha tocado jugar con varios de ellos, me han enseñado varias cosas, en especial que hay que  irse con harta paciencia, porque es complicado, porque si no te toca un buen año la puedes pasar mal, creo que hay que tener buena actitud y buena cabeza para estar siempre con la misma mentalidad”.

-¿En consejos fundamentalmente o también en aspectos más técnicos?

“No, en consejos. Uno sabe lo que trabaja, lo que  debe fortalecer más. Tengo a mi entrenador que ya sabe harto y lo escucho sólo a él. No escucho a ningún jugador que me dice tienes que hacer esto o esto otro, consejos distintos a los que sean técnicos te pueden ayudar, pero  lo técnico lo veo con mi entrenador”.

-Con tan corta carrera ¿cómo has recibido las buenas críticas de Tiger Woods, el mismo Ernie Els y de otros grandes jugadores?

“Tiger es uno de mis ídolos desde que empecé a jugar golf, el poder estar jugando los mismos torneos con él,  estar conviviendo con él, verlo almorzar, al desayuno, al practicar toda la semana es como un sueño desde que partí jugando golf. Con  Ernie Els jugué mi último torneo en 2018,  ojalá sea mi capitán para el próximo año en la President’s Cup”.

 

METAS Y OBJETIVOS

-¿Ese sería un gran objetivo?

 “Sería el sueño del 2019”.

-Algo más, ¿Augusta, por ejemplo?

“En el Masters no estoy adentro, debo ganar un torneo, se viene complicado, pero tengo como 10 campeonatos hasta el Masters, si gano alguno puedo entrar, esa es la gran meta del año”.

-Escuchándote en varias entrevistas, siempre has dicho que en el golf depende mucho de una semana para saber qué puede pasar.

“Uno se prepara todo el año para saber cómo te irá en el año. Puedes jugar mal y puedes jugar bien una semana y el año se te arregla, cambia toda la carrera. Puedes jugar mal todo el año y ganar un torneo y en verdad pasaste un gran año. Creo que hay que estar preparado para todo, si te va bien o mal, tratar de ser siempre el mismo, ir con la misma mentalidad siempre”.

-¿Qué buscabas al venir a jugar un par de torneos en el país?

“Vengo a disfrutar, no vengo tanto a competir, ni tratar de jugarlo para poder ganar, tampoco como una semana intensa como en Estados Unidos. Lo tomo más relajado y es como ir a jugar con los amigos. Mi meta de venir a Chile es tratar que venga mucha gente a los torneos y después jugar bien”.

-¿En ese sentido lo lograste?

“Creo que en esas semanas pude lograr que viniera más gente, creo que nunca había visto tanta gente en una cancha de golf, eso fue increíble. Allá en Estados Unidos es increíble la cantidad de gente que te sigue en cada cancha, en cada hoyo. Es como comparar el futbol acá con el golf en Estados Unidos”.

-¿Crees que se puede seguir cristalizando?

“Mira, el año pasado nos dimos cuenta de que la cantidad de gente que había en un abierto no era nada y ahora la cantidad de gente es demasiado, ojalá todo esto siga así y que vengan más jugadores al PGA Tour y el golf crezca lo más que se pueda”.

-A nivel de jugadores, buscando esa promoción, ¿crees que lo tuyo puede ser un acicate para que eso se logre o sigan tus pasos?

“Me he dado cuenta y pensé antes de entrar al PGA que iban a ser súper humanos o sería imposible poder entrar, pensé que eran muy buenos y al llegar allá, me di cuenta de que son seres humanos que tienen los mismos brazos y pies que todos, no tienen nada distinto, creo que todo es sacrificio y entrenar”.

-O sea ¿puede será la ruta a seguir?

“Creo que todos tienen la idea de lo que hay que hacer para llegar al PGA y hay varios amigos chilenos que tengo que saben lo que deben hacer y deben entrenar harto”.

-¿Ves a otros jóvenes con un nivel de proyección?

“Está el Mito Pereira  (23 años)  que es un par de años mayor que yo, pero ha sido siempre uno de los mejores jugadores que ha tenido Chile y cuando era de su edad los juveniles en el mundo siempre estuvo bien ubicado y  todos saben lo que es él. Sólo que tuvo un año complicado, casi entra el PGA y no pudo mantener la tarjeta, pero el Mito, de acá a tres años lo lograra. Y si me voy más para abajo hay varios chicos que tienen 16-17 años y están en ese proceso de ingresar a la Universidad y de hacerse profesional, todavía tienen tiempo, pero hay buenos jugadores chilenos”.

-En el caso tuyo ¿qué podemos esperar para el 2019?

“Este 2018 ha sido el mejor año de mi vida hasta ahora, nunca pensé que entraría, ya que lo había proyectado de buena forma en 2019 o 2020, pensándolo de buena forma, ya que también podría haber perdido todas las tarjetas y estaría ahora sin ningún tour en Latinoamérica. Estoy agradecido  de  poder ingresar al PGA  y me di cuenta que puedo estar peleando torneos todas las semanas y ojalá poder ganar un torneo en el 2019”.

 

JUEGOS OLÍMPICOS

No sólo la competencia individual es un reto para Joaquín. También tiene importancia el hecho de representar al país y Tokio es uno de los objetivos en la cita de los anillos olímpicos en el 2020. “Estarían los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ojalá poder llegar a ganar una medalla olímpica que creo para un deportista es lo mejor. Eso si no sé en el golf es atractivo para todos ya que están los Mayors,  Masters y todo eso, pero para mí, por ser chileno creo que es distinto al americano o europeo que no tienen esa pasión de jugar por su país. Yo espero tener esa posibilidad de representar a Chile en una olimpiadas y aportar con una medalla seria uno de mis sueños”.

-¿Y la carrera en ese ranking?

“Se hizo un ranking desde junio del año pasado hasta el próximo julio. No sé mucho, por ahora estoy adentro pero falta”. 0801Ri

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X