Crédito fotografía: 
cedida
La actividad fue organizada por la Oficina Municipal de la Infancia y Juventud, con apoyo de la Oficina de Deportes y Vida Saludable,

Las caminatas por el Cerro Grande de La Serena son realizadas por miles de personas durante el año, ya que su vista desde la cima resulta un ícono excepcional. Es por esto, que la Oficina Municipal de la Infancia y Juventud, con apoyo de la Oficina de Deportes y Vida Saludable, organizó una instancia deportiva que buscó integrar a niños y niñas de zonas rurales, tales como Altovalsol y Algarrobito, quienes tuvieron la posibilidad de conocer y disfrutar de un panorama distinto. A la iniciativa, se sumaron adultos y jóvenes de diferentes sectores de la comuna.

Alicia Contreras, una de las participantes, mencionó que “no lo subía desde que tenía 15 años y ojala lo hicieran más seguido, porque me encanta el deporte, mientras pueda seguiré viniendo, feliz de que hagan estas actividades”. Asimismo, su amiga Cecilia Flores, agregó “siempre vemos actividades que se están realizando en la Municipalidad, pero genial, una experiencia muy bonita, recomendable para que lo hagan cada vez que se pueda”.

Por su parte, Camila Negrete, encargada de la Oficina Municipal de la Juventud, recalcó que una de las prioridades encomendadas por la gestión alcaldicia es entregar panoramas distintos a los niños y niñas de la zona rural de la comuna. “La convocatoria estuvo buena, tuvimos alrededor de 50 personas de todas las edades, hoy día están disfrutando de sus vacaciones con una actividad diferente a lo que viven todos los días. Nuestro alcalde Roberto Jacob nos ha pedido que en el verano nos podamos encargar de los niños y jóvenes del sector rural para que puedan disfrutar de todos los atractivos que tiene la ciudad, generalmente lo hacemos en la playa y este año quisimos innovar y disfrutar de otros sectores de nuestra comuna”.

Miguel Torres, proveniente de Algarrobito, fue uno de los jóvenes  que se divirtió con la actividad. “Es una bonita experiencia estar caminando todo esto, me gustaría volver a subir si se da otra vez la oportunidad”.

Luego de una hora y media de caminata, los asistentes a esta iniciativa procedieron a tomarse la fotografía de rigor en la falda del Cerro Grande, un imperdible en el lugar.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X