Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
Desde fines del mes de diciembre, luego de la implementación del toque de queda a las 22 horas, los empresarios del rubro esperan con ansias que se logre materializar un salvoconducto para desarrollar la actividad en horas de la noche. De momento, algunos han debido reinventarse para poder sobrevivir a las restricciones.

Es una de las actividades más destacadas del turismo regional.

Hasta la temporada estival 2019-2020, el astroturismo o turismo astronómico recibía cientos de miles de visitantes que llegaban hasta la región atraídos por la transparencia de los cielos de la región.

Sin embargo, la pandemia cambió el escenario y ante las restricciones impuestas por la autoridad sanitaria, tanto los observatorios turísticos como los tour operadores que trabajan con el rubro debieron suspender todas sus operaciones.

Al comenzar esta temporada estival sin embargo, se abrió la posibilidad para muchos de ellos de retomar la actividad y recuperar en parte el tiempo perdido. No obstante, la decisión de la autoridad, de adelantar el toque de queda a las 22 horas, a fines del mes de diciembre, se convirtió en un nuevo golpe para los empresarios del sector.

Ello, por las complicaciones que tienen para desarrollar su trabajo con el toque de queda a esa hora, ya que la luminosidad del día acaba cerca de las 21 horas.

Ya lo señala el propio alcalde de Vicuña, Rafael Vera, quien dice que esta medida genera que los operadores de astroturismo “no puedan hacer nada. Por eso necesitamos un permiso especial para ese sector”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X