Crédito fotografía: 
La Capital
La cubana Mavys Álvarez fue novia del fallecido futbolista cuando ella tenía 16 y el 40 y habló por primera vez de esta relación.

Mavys Álvarez -una cubana que fue novia de Diego Armando Maradona cuando ella tenía 16 y él 40- habló por primera vez de esta relación en una entrevista con el noticiero América Tevé del canal 41 de Miami.

Recordemos que ambos tuvieron una relación cuando el fallecido futbolista viajó a Cuba a inicios de la década de 2000 para tratar su adicción a las drogas.

En la ocasión dijo que si bien se sentía privilegiada de ser su pareja en ese entonces, no sólo conoció los lujos, sino que también las adicciones, consignó el diario argentino La Nación.

Mavys dijo que conoció al célebre deportista el 1° de septiembre de 2000, cuando ella tenía 16 años y él 40. Esto, luego de que un empleado del hotel donde se hospedaba Maradona le pidió ir a reunirse con él. “Al principio pensé que quien me proponía eso estaba loco. Era un cubano. Después supe que era el salvavidas del hotel. En el carro, a unos pasos, nos miraba Carlos Ferro Viera, amigo de Maradona”, señaló la mujer de ahora tiene 37 años.

Tal como recogió Infobae, Mavys dijo que “Estuvieron más de una hora convenciéndome de que era importante ayudar a Diego, que era una figura mundial, amigo de Cuba y que estaba deprimido. Y finalmente acepté”.

“Me recibió Guillermo Coppola, un amigo de Maradona. Ahí me asusté muchísimo porque estaba en toalla y pensé lo peor. Unos minutos después me recibió Maradona. Conversó mucho conmigo y me dio confianza. Me cayó bien. Nunca se propasó. Me invitó junto a mi familia al día siguiente a cenar al palacio Dupont”, indicó en la entrevista cuya primera parte, de un total de cuatro, se difundió este lunes.

Luego, reconoció que él la metió al mundo de las drogas del que le costó mucho salir. “Mi mamá no lo tomó nada bien. Tampoco mi papá. Pero a esa edad uno suele ser muy rebelde y no tener en cuenta el criterio de los padres. La vida con Maradona era muy loca: fiestas, discotecas. Me llevaba a comer. Nunca imaginé que después me metería en las drogas de las que me costó tanto trabajo salir”.

Teleshow

“Al cabo de estos años me da pena de mí misma saber que tenía 16 años y fui parte de todo eso. Pero fue una experiencia más que tuve en la vida. No escogemos lo que nos toca vivir. Simplemente me dejé llevar”, afirmó y aclaró que nunca participó en fiestas sexuales, pese a que el futbolista se lo propuso. “Él me cayó bien. Me deslumbró. Fue una relación consentida”, aseguró.

“Yo era una niña. No tenía maldad ninguna. Él era un extranjero, un rico y se había fijado en mí. No podía decirle que no. Era un privilegio ser su novia”, manifestó.

En la ocasión, América TeVé también entrevistó a la abogada Laritza Diversent, quien encabeza la organización civil cubana Cubalex. Allí, ella explicó que la relación no era ilícita bajo los parámetros de ese país. “En Cuba no se criminaliza las relaciones con menores de edad. A partir de los 14 años las niñas pueden casarse con el consentimiento de sus padres. Las relaciones sexuales sólo constituyen delito si se realizan bajo estupro, es decir, si el adulto utiliza el engaño o el abuso de superioridad sobre el menor”.

“Lejos de proteger a la menor, en Cuba esa adolescente pudo haber sido sancionada por el delito de peligrosidad predelictiva, que es la figura legal que utilizan contra las muchachas que tienen relaciones con turistas”, añadió.

Cabe destacar que la relación de Mavys y Maradona se extendió hasta el año 2004, tiempo en el que estuvo paralelamente con otras mujeres, algo que la cubana sabía. Su relación terminó cuando Diego conoció a Adonay Frutos. No obstante, quedaron en buenos términos e incluso ella lo visitó después en una ocasión que visitó la isla.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X