Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Se comienza a conformar el órgano encargado de la redacción de la nueva Constitución Política de la República. La primera reunión se debe llevar a cabo a más tardar el 6 de julio.

De acuerdo a los plazos establecidos, a más tardar el 6 de julio se deberá realizar la primera sesión de la Comisión Constitucional, entidad autónoma a los poderes del Estado que deberá redactar la nueva Constitución de Chile.

Con esta fecha en mente, ayer se desarrolló una ceremonia clave, donde el Presidente, Sebastián Piñera, recibió la sentencia de proclamación de los 155 constituyentes por parte del Tribunal Calificador de Elecciones, TRICEL. 

Con la concreción de este hito, el mandatario dispone de tres días para realizar el llamado a la primera sesión. Después de eso, se firmará el decreto ley en el que se debe fijar la fecha de la mencionada reunión.

En ese mismo decreto se debe establecer quién será el maestro de ceremonias o ministro de fe inicial, el que tiene como misión dar cuenta y tomar las primeras definiciones de la Convención.

Una vez publicado el decreto, la instalación de la Convención Constitucional deberá realizarse dentro de los 15 días siguientes, lo que deberá ocurrir a más tardar el 6 de julio cuando se debería realizar la convocatoria en la sede del exCongreso en Santiago.

En esta convención participarán los seis constituyentes electos en la Región de Coquimbo o Distrito 5 y que son: Ivanna Olivares (Lista del Pueblo), Jeniffer Mella (Apruebo Dignidad), Carlos Calvo (Lista del Apruebo), Daniel Bravo (Lista del Pueblo), María Trinidad Castillo (Independientes por la Región de Coquimbo) y Roberto Vega (Vamos Por Chile).

Para comenzar con sus actividades, los constituyentes deberán elegir por mayoría absoluta a un presidente o presidenta, con lo que el país entrará de lleno en la redacción de la nueva Constitución.

Los primeros alcances



En las primeras declaraciones públicas, los constituyentes han señalado que esperan que el maestro de ceremonias o ministro de fe, no sea alguien perteneciente a los poderes del Estado, resaltando que la Convención Constitucional es autónoma, por lo tanto, la presencia de autoridades de los otros poderes, podría interpretarse como una suerte de tutela o subordinación, que no tiene un correlato en la realidad, situación a la que no quieren verse expuestos.

Por eso, han sostenido que sería más oportuno que sean funcionarios del Estado quienes puedan cumplir esa función.

De hecho, sugieren, por ejemplo, que sean algunos funcionarios del TRICEL, o administrativos de alto rango del Congreso Nacional. 

Constanza Schonhaut, electa como parte de Convergencia Social-Apruebo Dignidad, coincidió con esta postura y ayer señaló a La Tercera que van a necesitar reflejar la autonomía respecto de los otros poderes del Estado y “ser capaces de representar la horizontalidad del trabajo que queremos llevar adelante, con las voces y la representación de grupos que han estado históricamente excluidos de las decisiones políticas”. Por ahora, hay que esperar que se cumplan los hitos que se han nombrado y que comience el trabajo de los constituyentes, que se prolongará entre 9 y 12 meses.

Leer también: La visión de los constituyentes del distrito 5 tras primera reunión virtual

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X