Crédito fotografía: 
Ximena Contreras / RBB
Pese a la decisión de la Corte Suprema, la Isapre Vida Tres se negó a dar el tratamiento de Mauricio, un niño de 11 años con parálisis cerebral. “Me siento impotente ante un gigante, la empresa no me dio respuestas", confiesa el padre del menor. Tras ser requeridos por BBCL, la compañía se comprometió a cubrir la hospitalización. La historia es de la Unidad de Investigación de BioBioChile.

Bernabé y Ximena, oriundos de Concepción, son los padres de Mauricio Lorens, un niño de 11 años diagnosticado al nacer con parálisis cerebral, entre otras patologías. Mauricio necesita hospitalización domiciliaria, beneficio que Isapre Vida Tres le negó, y sigue sin otorgarle, a pesar del último fallo de la Corte Suprema a favor de la familia.

Debido a la presencia de distintas complicaciones en el sueño, como apnea o trastornos que le impiden un buen descanso, más el requerimiento del constante apoyo de oxígeno desde sus últimas dos hospitalizaciones, los padres de Mauricio acudieron a la Clínica Las Condes para la realización del examen Polisomnnografía.

El diagnóstico arrojado por los especialistas del área Broncopulmonar fue claro: debido a una severa alteración en la arquitectura del sueño, teniendo la necesidad del uso de un BiPap, el menor necesita una hospitalización domiciliaria, para que profesionales de la salud monitoreen sus afecciones respiratorias tanto en el día como en la noche.

Ya que Ximena y Bernabé son afiliados de Isapre Vida Tres desde diciembre de 2010, acudieron con el diagnóstico a ingresar la solicitud del tratamiento. Pese a ello, la institución simplemente se negó.

Negativa de Isapre Vida Tres

Los hechos se remontan al 26 de marzo del 2021, día en que la familia presentó una solicitud formal a Isapre Vida Tres para que se le otorgue a su hijo la hospitalización en el domicilio, tal como señala la indicación y el diagnóstico entregado por los especialistas.

El beneficio, en palabras de Bernabé, es de suma urgencia para la salud de su hijo: “Es como si él estuviese internado, pero en casa, con un equipo especializado ocupándose de él, eso es lo que necesita”.

Pese al diagnóstico -y tal como se señaló- la Isapre se limitó a enviar una escueta carta con la negativa de otorgar el tratamiento.

“Mediante la presente, informamos a usted que la solicitud de atención en domicilio no se encuentra aprobada para su beneficiario M.L.C., puede solicitar el reembolso de prestaciones aranceladas de acuerdo a su plan de salud, con tope ambulatorio“. versa el escrito que le hicieron llegar a la familia.

Desde luego, la respuesta no los dejó conforme. Bernabé, acusa una arbitrariedad en la respuesta negativa de la institución: “Me negaron el beneficio y no me dijeron el porqué, no me dieron argumentos, sólo la respuesta negativa”.

“Yo quise hablar con quien firmaba la carta, el gerente de servicio al cliente, y me decían que ellos no atendían a clientes, que era todo a través del call center“, agrega.

Ante la falta de fundamentos, Bernabé Lorens acudió el 28 de abril a la Corte de Apelaciones de Concepción, donde interpuso un recurso de protección en contra de la Isapre Vida Tres.

Fallo de la Corte de Apelaciones

Ingresando el diagnóstico del menor y apelando a su derecho a la vida e integridad física y psíquica de las personas; derecho a la igualdad y el derecho a elegir el sistema de salud al que desee acogerse, sea este estatal o privado, la familia recurrió a la justicia, acusando que tales derechos constitucionales se ven amenazados por la arbitrariedad con la que procedió la empresa.

“Durante estos 11 años hemos luchado incansablemente por entregarle todo lo necesario a nuestro hijo, siempre por nuestros propios medios. Esto incluye un equipo multidisciplinario, implementación, medicamentos, ortesis, equipos necesarios para su movilidad”, indican los padres en la acción legal.

“A Isapre Vida Tres le hemos pedido durante todo ese periodo que nos cubra sólo las hospitalizaciones, pero esta vez la necesidad es apremiante, ya que la expectativa de vida de nuestro hijo depende de entregar lo necesario para su salud”, agregan.

En respuesta, la Isapre emitió un informe con el que solicitaron a la Corte que se desestimara el recurso. Apuntaron un intento de cumplimiento forzado por parte de los recurrentes, no siendo la vía judicial la idónea para resolver el conflicto.

Pese a los argumentos esgrimidos por la entidad, la Corte acogió el recurso y falló a favor de la familia.

La Isapre apeló a la Corte Suprema, pero corrieron igual suerte: el máximo tribunal del país ratificó la decisión en favor de los padres.

“Se acoge, con costas, la acción constitucional de protección interpuesta por Bernabé y Ximena, por sí y en representación de su hijo menor de edad Mauricio, en contra de Isapre Vida Tres S. A., disponiéndose que la recurrida deberá otorgar la cobertura a la hospitalización domiciliaria que el niño M. I. L. C. requiere, hasta que su médico tratante determine que ya no sea necesaria”, fue la sentencia que de la Corte de Apelaciones penquista que luego ratificó la Suprema.

Incumplimiento

Según cuentan los padres a este medio, hasta la fecha Isapre Vida Tres aún no cumple la orden de otorgar el tratamiento.

Así las cosas, son Bernamé Lorens y Ximena Contreras quienes costean mensualmente los servicios de un enfermero para la vigilancia del sueño de su hijo, más otro profesional homólogo para el día y un paramédico. Además de terapia kinesiológica, Arte terapia y Terapia Ocupacional.

Los gastos mensuales son de 4 millones de pesos, según indica el padre del menor.

Además, solicitaron de forma particular un presupuesto para la hospitalización en domicilio a la empresa Home Medical de Chiguayante. Los costos bordean los 7 millones de pesos. La familia acusa que la Isapre no ha querido otorgar el beneficio debido a la suma que este representa.

“Me siento impotente ante un gigante”

En palabras de Bernabé, este proceso ha estado marcado por la impotencia. En primera instancia, acusa la frialdad con la que procedió la Isapre, al negarle el beneficio a su hijo.

“Ellos para responder que mi solicitud fue rechazada, me enviaron una carta tipo, pero yo me pregunto, cómo no pudo haber existido una sola persona en el proceso que se detenga a leer las patologías de mi hijo y a dimensionar lo importante que es el beneficio para su vida“.

“Me siento impotente ante un gigante, la empresa no me dio respuestas. Afortunadamente yo tengo para costear un abogado y la salud de mi hijo, los traslados cuando se descompensa, los medicamentos (…)Pero ¿Qué pasa con quienes no tienen estos recursos? El niño se les muere“, enfatiza Bernabé.

Sobre este último punto, la familia acusa una situación ocurrida el 17 de septiembre, instancia en que debieron llevar a su hijo a un recinto de salud privado debido a una complicación presentada. “Esto no nos pasaría si tuviésemos la hospitalización domiciliaria”.

“Lo que yo he gastado por no tener este beneficio, no me interesa que me lo reembolsen, como quieren hacerlo ellos. Lo que me interesa es que de ahora en adelante la Isapre me otorgue la hospitalización, que se contacten con la empresa prestadora del equipo para implementar el beneficio”, asegura Bernabé.

Tras ser requeridos por BioBioChile, la Isapre emitió un escueto comunicado, manifestando que “Isapre Vida Tres lamenta los inconvenientes ocasionados a la familia de Mauricio por la demora en la gestión de su hospitalización domiciliaria”.

“Vida Tres ya comunicó a la familia que cubrirá la hospitalización domiciliaria y que serán contactados por el prestador, de modo de agilizar el proceso de ingreso y tratamiento al beneficiario”, versa el escrito.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X