Crédito fotografía: 
Referencial/Archivo El Día
Durante las detenciones han sido recuperadas 2 armas y 3 vehículos utilizados por los secuestradores, sin embargo no las armas que fueron robadas y que serían el móvil del delito.

Con la detención de 9 personas durante las últimas horas, aumentó a 11 la cantidad de sospechosos detenidos en la causa por el secuestro de dos personas en la localidad de Collipulli, una de las cuales habría sido asesinada sin que hasta el momento se conozca el paradero de su cuerpo.

Con estos resultados por parte de la PDI, sólo queda una persona sindicada como parte del grupo por detener, permaneciendo actualmente en condición de prófugo.

Mientras cuatro de las personas detenidas van a ser controladas esta mañana en el juzgado de garantía de Collipulli, las otras 5 personas detenidas pasarán a control mañana domingo, ya que su detención se realizó hoy, pasadas las 08:00 de esta mañana.

Los primeros detenidos se entregaron voluntariamente a las autoridades el jueves.

Cabe consignar que fuentes de La Radio indicaron que las últimas cinco detenciones se realizaron en la comunidad Choin Lafquenche, misma donde reside el líder de la CAM, Víctor Ancalaf.

Durante las detenciones han sido recuperadas 2 armas y 3 vehículos utilizados por los secuestradores, sin embargo no las armas que fueron robadas y que serían el móvil del delito. Esto sumado a droga avaluada en un millón de pesos, que los imputados detenidos ayer en Vilcún tenían en su poder.

Además, durante esta jornada la policía levantó evidencia que será periciada, en búsqueda de restos biológicos.

Las audiencias son de carácter reservado para no entorpecer la investigación, por lo cual no se han entregado las identidades de los detenidos, y las audiencias de formalización sólo se han realizado en presencia de la jueza de turno, junto al fiscal, abogados defensores y los imputados.

 

Una brutal represalia tras el robo y venta de armas de fuego

Fue el 8 de junio, cuando un familiar de una de las víctimas interpuso una denuncia por posible desgracia, advirtiendo a la policía que los desaparecidos habrían sido secuestrados por la forma en la que fueron sacados de sus casas.

Luego de siete días apareció Ernesto Abello Marín, una de las víctimas y quien residía en la comunidad We Newen, con lesiones de carácter grave, como golpes con hacha en la cabeza y fracturas en los dedos de los pies, así también cortes en una de sus extremidades.

El hombre logró escapar lanzándose por un barranco y pasando por un estero, tras lo cual llegó a un domicilio particular prácticamente desnudo, donde inmediatamente pidieron ayuda a Carabineros.

 Según la víctima, él y su acompañante fueron contactados por personas de la comunidad Choin Lafquenche, en el sector San Andrés de Collipulli, para reparar una camioneta, pero en el lugar encontraron una serie de armas de fuego como escopetas, fusiles y armas de puño, las cuales pensaron estaban abandonas por lo que las vendieron, asegurando que ahora desconocen el paradero de éstas.

La Segunda Comisaría de Collipulli verificó los reportes y se trasladó al sitio donde habría permanecido secuestrado y sometido a intensas torturas, encontrando evidencias pero hasta la fecha nada del paradero de la otra persona secuestrada.

 

Leer también: El brutal crimen que remece a La Araucanía: secuestro, torturas y descuartizamiento

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X