Crédito fotografía: 
Pexels / Referencial
Fueron 14 millones de pesos los que tuvo que pagar la victima luego de tener un encuentro con el acusado, quien ya había sido condenado por un delito similar.

El Tercer Tribunal Oral en Lo Penal de Santiago condenó a seis años de cárcel a un hombre juzgado por extorsionar a un individuo bajo la amenaza de revelar imágenes de ambos teniendo relaciones sexuales.

Se trata de Fernando Cabezas Lermanda, hombre que fue detenido en diciembre de 2019 luego que su víctima se cansara de entregarle dinero para evitar que su familia viera el video que el condenado amenazaba con revelar. En total, le entregó más de $14 millones.

Todo comenzó cuando Cabezas -quien además es reincidente ya que fue condenado por un hecho de las mismas características- conoció a un hombre en un sauna en noviembre de 2017, lugar donde intercambiaron teléfonos para luego reunirse en un motel de Providencia. En esa oportunidad ambos tuvieron sexo, lo que fue grabado por el condenado sin el consentimiento de la víctima.

Luego del encuentro sexual, ambos volvieron a reunirse en el Parque Bustamante, donde el protagonista del hecho le entregó un pendrive a la víctima y le dijo que lo fuera a esperar en una pieza de motel. Cuando ésta estuvo en dicho lugar, Cabezas le escribió un mensaje de texto diciéndole que revisara el material de unidad de almacenamiento y que su silencio costaba $400 mil.

Así, el hombre extorsionado entregó dicho monto con la intensión de que su esposa e hijos no se enteraran de lo que había ocurrido, pero la situación no se detuvo e incluso, según la acusación de la Fiscalía, Cabezas se habría hecho pasar por su madre y simuló su muerte para seguir exigiendo dinero.

Todo terminó cuando en noviembre de 2019, una de las hijas de la víctima encontró en el antejardín de su casa unos preservativos que fueron lanzados por Cabezas. Él, fingiendo ser su mamá, le señaló al extorsionado que seguirían más acciones y que incluso pegaría carteles en su cuadra con las imágenes grabadas si no le entregaba $1,8 millones.

Eso colmó la paciencia de la víctima que, al ver que su familia ya estaba expuesta, decidió denunciar los hechos. Gracias a esto, se produjo la detención de Cabezas, quien estuvo en prisión preventiva desde diciembre de 2019 hasta septiembre de 2020, donde pasó a cumplir arresto domiciliario en la región del Bío Bío.

Ahora deberá volver tras las rejas para cumplir su condena, que no cuenta con pena sustitutiva por decisión del tribunal. junto con ello, Cabezas también deberá pagar una multa de 100 UTM (más de $5,2 millones) y tendrá inhabilitación perpetua para cargos y oficios públicos.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X