Crédito fotografía: 
Instagram
El relato íntegro aparece en la querella interpuesta por el abogado Cristian Cáceres, en contra de quienes resulten responsables por la muerte de la exmodelo Nayara Vit, quien cayó desde el duodécimo piso de un edificio en Las Condes. El profesional solicitó al fiscal del caso, Omar Mérida, que interrogue a once testigos a la espera del informe que debiera entregar la Brigada de Homicidios PDI, que podría echar luces en lo que hasta ahora se alza como un puzzle policial en una zona acomodada de Santiago. El documento lo revela la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío.

Más preguntas que respuestas tiene el caso por la muerte de la modelo brasileña Nayara Vit, quien cayó desde un duodécimo piso el pasado 7 de julio en la comuna de Las Condes.

Actualmente, el Ministerio Público Oriente realiza las primeras diligencias para establecer las circunstancias que rodearon el deceso, bajo tres hipótesis: suicidio, caída accidental y homicidio, tal como lo reveló el fiscal Omar Mérida. Respecto de la primera, la familia de la mujer ha manifestado sus dudas, pero un relato pormenorizado de los hechos está incluido en la carpeta de investigación.

Se trata de la versión entregada por la expareja de Vit, que consta en la querella por el delito de homicidio, interpuesta ante el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago hace un par de semanas en contra de quienes resulten responsables, a la que accedió la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío.

 

Lea la querella completa

En ella, el empresario no solo manifiesta sus aprehensiones, sino que desliza la supuesta manipulación del sitio del suceso por parte de la trabajadora del hogar de la última pareja de Nayara, Rodrigo del Valle. Atendido los posibles alcances procesales a los que podría verse expuesto, este último designó a su abogada defensora, de acuerdo a los antecedentes obtenidos por este medio.

En la acción legal también se relata que una mujer cercana a la fallecida llegó a poco de ocurrida la caída, quien le indicó a los funcionarios de Carabineros que respondieron al llamado de los vecinos, “que lo ocurrido había sido un suicidio, en circunstancias que ella no había presenciado el hecho”.

 

Los testigos

El 7 de julio del corriente la expareja de Nayara recibió una llamada a las 22.30. Según relata en la acción legal, al otro lado de la línea hablaba una amiga de la víctima.

“(…) quedé impactado y rápidamente emprendí viaje a Santiago desde mi domicilio en la comuna de Con-Con. En el trayecto recibí dos llamadas de Rodrigo del Valle quien solo se limitó a señalar que Nayara se había suicidado y preguntarme a qué hora llegaría a su domicilio a retirar a mi hija”, relató.

Al llegar pasadas las 01.00, añadió, “me percaté que el cuerpo de Nayara aún no había sido levantado del lugar (…) me llamó poderosamente la atención, que había un macetero en la vía pública, el que además de ser de grandes dimensiones, se encontraba roto”.

“En ese momento se me acerca un cabo segundo de Carabineros de apellido (…), con quien subí al departamento a buscar a mi hija. Es preciso indicar que al interior del mismo departamento se encontraba Rodrigo del Valle en compañía de otro sujeto el que no conocía, y además de la asesora del hogar (…) quien fue la que me acompañó al dormitorio de mi hija que estaba durmiendo, a quien desperté, vestí y (la) trasladé hasta mi domicilio (…)”, continuó.

 

Averiguaciones

En el libelo se expone que el padre de la menor comenzó a indagar qué había ocurrido. Por ello tomó contacto con una abogada cercana a la víctima, con quien se enteró, insiste, “que una vecina del edificio, de nombre (…) junto con su hijo (…), habrían presenciado los hechos (…).

“En efecto, ambos testigos relataron que, primero visualizaron la caída a la vía pública de un jarrón/macetero de gran volumen desde el departamento de Rodrigo del Valle, y pasados unos instantes la caída de Nayara desde el mismo departamento, no siendo coetáneos ambos eventos”, apuntó.

Según la querella los testigos citados “sintieron un grito de un hombre (…) pero que este último, en ningún momento bajó a ver lo ocurrido o a cerciorarse si Nayara estaba viva o muerta”

“(…) al día siguiente, vieron a la asesora del hogar (…) muy nerviosa limpiando apresuradamente el departamento cuestión, que les llamó fuertemente la atención, toda vez que extrañaron la ausencia de presencia policial para efectuar el estudio del sitio del suceso”, insistió.

El relato concluye con una versión que le habría entregado la abogada Marcela Bakit, quien habría presenciado “algunos incidentes de violencia intrafamiliar entre Nayara y (…) Rodrigo del Valle, llegando (…) a los extremos de expulsarla del domicilio que compartían, entre otros episodios (…)”.

“(…) incluso me exhibió algunos mensajes de whatsapp que le había compartido (…) y que daban cuenta de esta situación, circunstancias (que) era compatible con lo que Nayara me había contado, cuando en el mes de mayo recién pasado había estado con ella”.

El abogado querellante, Cristian Cáceres, solicitó a Mérida que interrogue a once testigos, mientras recibe el informe preparado por la Brigada de Homicidios PDI que podría echar luces en lo que hasta ahora se alza como un puzzle policial en una zona acomodada de Santiago.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X