Crédito fotografía: 
Cedida
El animal incluso fue fotografiado en la carretera durante el día. Los residentes del sector sostienen que por su actuar y por el aspecto que tiene, el felino debe estar hambriento. Desde el SAG llaman a prevenir y hacer las denuncias correspondientes.

En alerta se encuentran los vecinos de la localidad de Huanta, en Vicuña, debido a que desde hace unas semanas vienen registrando un puma rondando por los sectores poblados.

Según declaran los habitantes del lugar, el animal, a diferencia de otros de sus especie, se ha visto a plena luz del día e incluso en el sector de la carretera internacional, cosa que es poco habitual.

El presidente de la Junta de Vecinos de Huanta, Marcelo Aguirre, señala que su propio hijo, Carlos, fue quien fotografió al animal mientras este corría por la carretera.

“Se veía un poco asustado por el paso de los automóviles, lo que puede ser peligroso con un animal de estas características que puede reaccionar por sentirse atacado”, sostuvo el dirigente social.

Aguirre indica que el puma se ve desorientado y que varias personas lo han visto a pleno luz de día.

“No nos hemos enterado de un ataque a los animales domesticos y menos a personas. Se arranca cuando ve a alguien, quizás más adelante si tiene hambre puede que haga algo en los corrales, pero hasta ahora nada”.

El dirigente de la Junta de Vecinos de Huanta señala que se realizó la denuncia y llegó personal del SAG a conversar con los lugareños sobre qué hacer en caso de encontrarse con el animal.

“No dieron folletos y se nos dijo que evitáramos que los niños anduvieran solo en la noche y pasear a las mascotas amarradas. Sin embargo que era poco probable que ataque a una persona”, agregó.

Aguirre reconoce que es común ver pumas en el sector más alto de la localidad, pero no en el sector poblado.

“Es un puma adulto, lo que sí, está muy flaco. Como ni guanacos se ven por la cordillera, se fueron del lugar, debe andar en busca de alimento”, indicó.

El presidente de la comunidad dice que los animales como las cabras de los crianceros ya están en la cordillera, por lo que es difícil que el puma encuentre algún ganado por estos lados para alimentarse.

“Lo que es pasto para animales no hay nada por la sequía, las personas han tenido que subir a la cordillera en busca de forraje“, aclaró.

Uno de los vecinos de Huanta indica que hace unas dos semanas sintió ladrar sus perros cerca del sector de sus gallineros y vio correr una sombra parecida a la de un gran gato, por lo que cree que el animal andaba rondando el sector.

 

Registro de avistamientos 

Según estadísticas del Servicio Agrícola y Ganadero, en la Región de Coquimbo se han registrado solo cuatro avistamientos de pumas en las cercanías de lugares poblados en lo que va del año, de los cuales tres fueron en la provincia de Elqui y uno en Choapa.

En este contexto, el director regional del SAG, Jorge Navarro, manifestó que los avistamientos de pumas no son muy frecuentes y que durante un año son pocas las denuncias que se realizan.

“Hemos podido corroborar que en todos los casos no hemos tenido ataque o afección de alguna persona. De hecho no es normal que ataquen a las personas, porque su instinto natural es escapar al ver a alguien”.

Navarro entrega algunas recomendaciones que los habitantes que se vean enfrentados a estos felinos de gran tamaño, pueden seguir.

“Lo primero es mantener la calma, firme y de frente al animal, buscando el contacto visual, nunca escaparse o arrancar. Intentar parecer de mayor tamaño levantando los brazos, abriendo su chaqueta muy erguida y posición vertical. Si se pretende alejar lentamente hacia atrás y siempre mirando a los ojos al puma, nunca darle la espalda”, señala.

El director regional del SAG agrega que en caso de estar con niños, se debe tomarlos en brazo y tranquilizarlos para que no corran.

Navarro sostiene que en caso de realizar un avistamiento de puma pueden hacer la denuncia en las oficinas del SAG o en carabineros.

“Cuando los animales están cercanos a un lugar habitado realizamos lo que denominamos código rojo, que es la extracción del puma del lugar con el objetivo de evitar problemas con las personas”, afirmó Jorge Navarro.

Cabe recordar que en el marco de la Ley de Caza, está estrictamente prohibida la caza, captura, transporte y tenencia de los pumas, o de pieles, garras y cráneos.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X