Frente a los 21 siniestros activos que afectan a cinco regiones del país, incluida la de Coquimbo, los voluntarios de la zona anuncian que tendrán una reunión con Conaf y la Onemi, para expresar su molestia ante el déficit financiero que ha causado su colaboración

El año pasado, a la fecha, se registraron seis incendios forestales en la cuarta región, y en la actualidad la cifra asciende a 24, realidad que pone en riesgo a la población y afecta la vegetación de los sectores rurales. La reciente acción del fuego en la comuna de Ovalle y Paihuano, despertó la preocupación del cuerpo de Bomberos por el despilfarro de recursos que han registrado.

En conversación con El Día, Heriberto Martínez, presidente regional de Bomberos cuenta que “estamos inquietos porque los incendios han perjudicado el financiamiento de nuestros cuarteles. Se está destinando dinero a controlar los siniestros y después no podemos cubrir aquellos estructurales, que son nuestro real foco”.

Por este motivo, hace un llamado a las autoridades para mejorar la situación, ya que según dice “es verdad que la empresa privada nos ha ayudado con maquinaria pesada, pero no podemos depender de personas particulares para que nos presten o manejen un camión”, agregando que “así como se anuncia que habrá incendios, por lo menos que se cubran los gastos en los que vamos a incurrir”.

¿De quién es la responsabilidad? “Podríamos decir que estamos haciendo un trabajo que no nos corresponde y además tampoco nos reconocen la labor. Necesitamos tener urgente una reunión con la Corporación Nacional Forestal (Conaf) y Onemi para organizarnos de tal forma que podamos contar con recursos extras porque estamos saliendo perjudicados”.

Martínez es enfático en indicar que “pondremos los puntos fuertes y claros, y si no somos escuchados tendremos que tomar medidas más drásticas, es decir, cubrir sólo las casas que se están quemando y no el resto, para que el tema forestal lo cubra la entidad que corresponde, que es la Conaf”, argumentando que “no tenemos los implementos adecuados, y aún así los ponemos en riesgo”.

Según explica, “los camiones que tenemos en el cuartel son urbanos, es decir no cuentan con doble tracción, por lo tanto no pueden subir un cerro porque de inmediato se dañan los neumáticos. Además, el equipamiento es pesado, no es para este tipo de siniestros”.

Si bien están dispuestos a no acudir a los incendios si no llegan a un acuerdo, confiesa que “es complicado porque nosotros tenemos una misión de servicio y si la gente nos pide ayuda no le diremos que no. Los Bomberos somos puro corazón, queremos apagar incendios y que nos ayuden también a apagar los nuestros, que tienen que ver con el tema financiero”.

Otro punto de reclamo es sobre el retraso de las alertas, que es algo que dice han estado reclamando hace tiempo, pero aún no pasa nada. “Es difícil porque Conaf dispone de muy poco personal en la región, son alrededor de 10 personas con bombas en la espalda que están dispuestas a apagar un incendio, lo que es casi nada”, comenta.

Trabajo en conjunto. Frente a la amenaza de Bomberos, Luis Martínez, jefe del programa de protección contra incendios de Conaf, sostiene que “siempre hay una necesidad de recursos, pero lo fundamental es trabajar en equipo para lograr que la comunidad entienda que prevenir la acción del fuego es mucho más barato que combatirlo”.

Destaca que en los comités de emergencia siempre han insistido en la necesidad de trabajar coordinadamente, lo que es sumamente importante porque “nuestro tema en común es proteger a la comunidad y cuando se genera una situación así los recursos se van incorporando en la medida que son necesarios”.

En relación a las medidas de prevención, insiste en que el 99,7 por ciento de los incendios se producen por una acción humana, ya sea directa o por omisión. En este sentido, hace un llamado a no quemar basura ni apagar colillas de cigarros cerca de pastizales, así como también tener cuidado con las fogatas, ya que de esta forma se podrá evitar el peligro.

“El riesgo es permanente, pero sólo generando conciencia en cuanto a la medidas de precaución, se podrá minimizar el peligro de quienes están expuestos, como es el caso del personal de Bomberos, los brigadistas de la Conaf y la comunidad de la región de Coquimbo”, concluye.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X