Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
La máxima autoridad de la región lamentó las críticas al gobierno por la gestión de la pandemia y negó que las ayudas a la ciudadanía lleguen con “letra chica”. En cuanto al avance de la crisis sanitaria afirmó que los contagios en la región se encuentran “estabilizados” y espera que disminuyan en las próximas semanas.

En entrevista con diario El Día, el intendente regional, Pablo Herman, se mostró confiado en que la cuarentena no se extienda mucho más, al tiempo que dijo que era responsabilidad de la comunidad respetar las normas sanitarias para evitar que sigan los contagios.

-¿Cómo evalúa el mes de cuarentena que cumplirá La Serena y Coquimbo, considerando que no han disminuido los contagios?

“Creo que se ha logrado por lo menos generar una estabilización. Es decir, estamos en un plató y si bien en algunos momentos existen algunos peak de contagios, tampoco estamos en aumento, nos hemos mantenido con los números y esperamos que empiece la baja. Yo creo que la cuarentena no sirve de nada si no existe una conciencia de la ciudadanía”.

-Un estudio de la Universidad de Chile indicó que el confinamiento total no había sido tan efectivo como en la primera ola, ¿está de acuerdo?

“Yo creo que el confinamiento total que hubo ese fin de semana ayudó bastante a bajar la movilidad, hubo muchos menos autos, pero seguimos manteniendo en los fines de semana la cantidad de detenidos, de sumarios, es decir, todavía hay un grupo de la población que cree que este virus es mentira y finalmente sale sin los permisos, hace fiestas clandestinas, mal utiliza los permisos. La cuarentena si es que no viene acompañada de una conciencia ciudadana, no genera el impacto que debiera generar”.

-A su juicio, ¿qué factores explican que la curva de casos de coronavirus siga al alza pese a las drásticas medidas?

“Por un lado, lo positivo es que tenemos un aumento considerable de tomas de muestra, estamos con un promedio de 2.200 diarias, porque los fines de semana bajamos ese promedio. A diferencia de hace un año que eran 600 diarias. Tenemos un aumento considerable de toma de muestras y eso genera un número alto de positivos. Por otra parte, creo que en el simil, la ciudadanía no soporta, no aguanta una cuarentena muy larga. Hay personas que necesitan trabajar, otros que se aburren y no pueden estar dentro de su casa y salen igual, yo creo que la realidad intra muro es muy distinta. Puede haber personas que pueden durar una cuarentena, porque tienen un terreno de cinco mil metros cuadrados, pero hay otros donde viven en 40 metros cuadrados y eso genera que la mayor cantidad de contagios hoy son dentro de las casas. Entonces, la idea es poder generar mayor conciencia de la ciudadanía, que se tome en cuenta el autocuidado, las medidas que la autoridad sanitaria nos entrega. Este es un trabajo colaborativo, no podemos esperar que el gobierno solo controle la pandemia, se nos hace muy difícil controlar todos los sectores, pero no hay que esperar a que nos fiscalicen”.

-Se había dicho que la cuarentena duraría un mes, pero todo indica que no será así.

“El mes se cumple el 11 de abril, pero todo depende del comportamiento de la ciudadanía. Nosotros esperamos que no sea una cuarentena larga. Ojalá que dure lo menos posible, eso va a depender del comportamiento de la población, que podamos trabajar colaborativamente y finalmente tomar conciencia, porque depende de cada uno”.

-La ciudadanía continúa enfrentando las consecuencias económicas sin ayudas directas. ¿Está consciente de esta realidad?

“Sí, por eso es tan doloroso tener una cuarentena y por eso también el gobierno está entregando bonos, tanto a la clase media como también bonos que van a llegar a más de diez millones de personas. Aquí hay que considerar que Chile es el quinto país del mundo que más beneficios sociales le ha entregado a la gente. Muchas veces se critica que no llegan los recursos, que la letra chica, eso no es así. Estos bonos van a llegar a una cantidad enorme de personas, ya que se flexibilizó, ahora son para el 80% más vulnerable, además que está el bono a la clase media, a los transportistas. Son las medidas que tenemos para, de alguna manera, lidiar con esta cuarentena y, por lo mismo, la importancia de tomar en serio esta cuarentena para que dure lo menos posible. Nosotros esperamos que los números bajen para rápidamente terminar con esta cuarentena”.

-¿Qué opinión tiene del tercer retiro del 10%?

“Yo en ese sentido creo que si es que se llega efectivamente a las personas que más necesitan con los bonos del IFE y la clase media, yo esperaría que este 10% sirva para la jubilación más que para gastarlo en el día. Yo creo que el gobierno ha hecho todo el esfuerzo y va a seguir haciéndolo, para llegar a las personas que más necesitan”.

-Según la situación epidemiológica actual de la conurbación, estaríamos lejos de avanzar a una Fase 2.

“Yo no estoy de acuerdo con lo que dice, creo que estamos cada vez más cerca de la baja de los números. Ojalá esta semana se siga manteniendo el plató y ya la próxima semana empiece a bajar, esa es la estimación de la proyección que nosotros tenemos. Por eso estamos esperando todos los bonos que se van a pagar ahora a fines del mes de abril y si nosotros pasamos a mayo con cuarentena, ahí sí que vamos a estar en aprietos y por eso ya estamos definiendo ciertos recursos de emergencia para destinar a la gente más pobre”.

-¿Cómo cree que terminará el año la región, con bajos contagios?

“Yo creo que las vacunas son la esperanza que tenemos todos los chilenos y, en ese sentido, mientras más podamos acelerar las vacunas, creo que más seguros nos vamos a sentir todos y vamos a poder lograr terminar con esta pandemia. Creo que Chile ha hecho un trabajo espectacular en materia de vacunación. Recordemos que este tipo de procesos nos permite que la gente no llegue a la hospitalización y así liberar camas y no saturar los hospitales. Si logramos en el primer semestre, creemos que así va a ser, vacunar al 80% de la población, vamos a tener buenos resultados. Estamos viendo que Israel está teniendo buenos resultados al respecto”.

-Pero Israel tiene un comportamiento de la comunidad muy distinto a la chilena. Respetan las normas, son más obedientes.

“Comparto lo que dice, pero qué más puede hacer el gobierno, qué medidas más puede tomar si finalmente medida que tomemos o no se respetan o se tratan de evadir. Por otra parte, yo lamento que cada medida que toma el gobierno para hacerla más drástica, se reciba una ola de críticas y comparar una vida con la compra de un calcetín. No logro entender por qué somos capaces de criticar todo si aquí se está tratando de apoyar la vida de las personas. Pero tenemos que ser perseverantes, seguir tomando medidas, fiscalizando en la calle, pero si las personas no respetan las medidas, nos va a costar a todos salir de esto”.

-Entonces ¿considera injustas las críticas al gobierno de que todo lo ha hecho mal?

“Absolutamente, a veces se piden restricciones más estrictas, se hacen y se critica porque las hicimos. Después nos ponemos más flexibles con las restricciones y nos critican porque se pusieron más flexibles. Simplemente las críticas son injustas”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X