Crédito fotografía: 
Municipalidad de La Serena
En términos generales, han debido acostumbrarse a usar las redes sociales para mantener el contacto con los municipios, pero relatan que cuesta llegar a la comunidad que no cuenta con acceso a la tecnología.

Un verdadero giro en la manera de gestionar han tenido que dar los dirigentes de la juntas de vecinos, debido a que la pandemia no les permite realizar ninguna actividad ni trámite como lo hacían regularmente.

La crisis sanitaria los ha obligado a utilizar la tecnología en distintas plataformas, ya que han debido adaptarse a las reuniones vía Zoom, por ejemplo, y comunicarse por WhatsApp con los vecinos y con los delegados municipales.

Reconocen que la comunicación con los vecinos a veces cuesta un poco más, ya que muchos de ellos no tienen internet en sus casas y ni siquiera equipos celulares, mientras que otros no se manejan con las nuevas tecnologías.

Patricia Véliz, dirigenta vecinal de la población Juan XXIII, en La Antena, señala que si bien las cosas han cambiado, “no ha sido tan complicado, porque cualquier cosa que necesitamos estamos todos los días en contacto con el delegado municipal y vamos traspasando información recíproca y le vamos informando lo que necesitamos. Por ejemplo, hace poco rato me llamó para avisarme que mañana (hoy) van a sanitizar las calles principales de la población y el día martes van a sanitizar los pasajes. Así que estamos en contacto todos los días, yo le mando información de lo que vamos necesitando y él me va informando sobre lo que se va solucionando”.

Explica que los trámites se continúan haciendo, muchos de manera remota. Se sigue adelante con la ficha de protección social y les consiguieron permisos especiales a los dirigentes sociales con el objeto de que puedan salir, ya que muchos de ellos visitan a adultos mayores o llevan ayuda en mercaderías y con esa autorización se movilizan.

Sobre la postulación de proyectos, plantea que estos no se han estancado y que se realizan reuniones por Zoom. A través de esta vía, por ejemplo, han estado explicando cómo acceder a los diferentes bonos del Gobierno.

“Algunas reuniones se hacen por Zoom y después en la delegación nos ayudan a hacer los proyectos y se presentan todos por internet, ahora es así todo”, indica Patricia Véliz.

Señala que nunca se imaginaron que terminarían haciendo las gestiones vecinales de esta manera, “para todos yo creo que esto ha sido un poco difícil, un poco más complicado, además de que no todos tienen internet o equipos en sus casas, así que muchos van a las delegaciones o alguien se los hace”, subraya la dirigenta.

En el mismo tenor, el presidente de la unión Comunal de Juntas de Vecinos de Las Compañías, Claudio Meza, al referirse a la forma de trabajo que han debido adoptar, precisa que la primera medida fue la suspensión de las reuniones y en el sector en el que él dirige, la mayoría de las unidades vecinales no cuenta con la tecnología como para hacer reuniones por Zoom, por lo tanto no hay mucha participación. “No es porque no quieran, porque además algunos no le pegan mucho a la tecnología y otros temas más”, sostiene.

En su caso el nexo con las unidades vecinales y cuando se necesita asistir a alguien, menciona que llaman vía telefónica y “me muevo, porque es más fácil que me mueva yo a que venga mucha gente a mi casa”.

En relación al contacto con el municipio, el que dejó de ser presencial, cuenta que “tenemos un WhatsApp, donde incluso está incluido el alcalde, entonces cualquier problemática los dirigentes la comunican. Por ejemplo, si es de seguridad, está Gonzalo Arceu (jefe de seguridad ciudadana). En otros temas el municipio ve de qué manera puede ayudar para ir a las diferentes juntas de vecinos. Así estamos trabajando ahora, por las circunstancias”.

El dirigente da cuenta que, frente a los proyectos, el municipio les comunica vía internet y él lo distribuye por WhatsApp con las unidades vecinales para que se enteren. “Cuando se abren los concursos, por ejemplo, para las casas polillas, nos comunicamos y se manda el link para que puedan hacer las consultas desde las juntas de vecinos. No todas las juntas de vecinos tienen WhatsApp con la gente, todos se manejan diferente, además de que son autónomos”.

De todas formas, plantea que el gran problema que tienen en Las Compañías es la seguridad, “estemos en cuarentena o no, es un tema complicado, especialmente porque la dotación (de Carabineros) no es suficiente para la gran cantidad de ciudadanos que tenemos, que son más de 120 mil habitantes”.

Reconoce que hay problemas de ruidos molestos y fiestas, que si bien antes se veían, habrían aumentado.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X