Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
A espera de la vigencia de nueva normativa, la ley actual, que data de 1975, no logra responder a una demanda cada vez más creciente. Extranjeros relatan engorroso proceso.

En el limbo y sólo esperando se encuentra Diego, ciudadano español que desde marzo está tramitando su visa de trabajo. Seis meses han pasado desde que comenzó sus trámites para obtener el permiso sin el cual no puede ejercer labores remuneradas en el país y pese a que revisa la página donde subió sus documentos continuamente, no aparece ningún avance en su solicitud, ni siquiera si éstos fueron recibidos correctamente.

“Vengo tramitando la visa sujeta a contrato desde el mes de marzo. Comencé solicitando una hora por internet para iniciar los trámites por intermedio de la Gobernación Elqui. Pasaron varias semanas sin tener respuestas, ya que no había forma de consulta más que vía digital”, comentó a diario El Día el joven español, agregando que fue recién a fines de abril cuando recibió un correo con instrucciones indicando la modalidad para realizar el trámite. 

“Finalmente me enviaron un correo a fines de abril diciendo que esa modalidad ya no estaba vigente, por lo que debía enviar todos los documentos directamente a Santiago. Envié mis papeles el mes de julio, ya que tuve que renovar algunos por el tiempo que había pasado”, relató el joven, quien por el tiempo transcurrido siente incertidumbre, ya que no existiría una manera de conocer el estado de su solicitud. “En mi caso, hasta el día de hoy, aún estoy en espera, ni siquiera salgo en el sistema con visa en trámite, sin saber tampoco si es que los documentos llegaron correctamente, ¿Y si me faltara alguno?, ¿Si debo corregir algo?, creo que debería haber más información, para poder saber qué hacer mientras esperamos trabajar”, comenta.

El caso de Diego no sería el único ya que muchos de quienes migran al país con el objetivo tanto de trabajar como de permanecer indefinidamente están a la espera de una respuesta, la que, debido a múltiples factores, tarda en llegar.

Laura Guedez, vocera de la agrupación de migrantes venezolanos de la IV región y participante de la alianza de colectividades extranjeras en área migración, relató que ella lleva seis años intentando obtener su permanencia definitiva. “Yo llegué en el gobierno de Bachelet y tuve mi temporaria antes de los cuatro meses, pasó el tiempo, me tocó pedir la definitiva y hasta el día de hoy llevo seis años y nada, me han negado tres veces la definitiva y en cada una he tenido que esperar dos años. Ya la última me la negaron en julio, la volví a solicitar y dentro de dos años vuelvo a recibir respuesta si me la dan o no”, indicó Guedez, asegurando que en estos momentos “la visa temporaria está tardando 18 meses, la visa definitiva dos años y la de reunificación familiar o VDR indefinido puede tardar un año o más. Sé de personas que llevan más de tres años esperando”.

Las largas esperas han llevado a los migrantes a solicitar ayuda profesional, es así como algunos de ellos han decidido contratar la asesoría de un abogado, quien podría agilizar el trámite. “Le firman un poder y puede solicitar ante extranjería la supervisión del caso, ya que ha excedido el tiempo y la ley estipula que a los abogados se les daba dar una respuesta no mayor de 8 días y sé que lo están haciendo así”, explicó Guedez.

Pandemia y ley que no da el “ancho”



Consultada sobre los principales motivos por los cuales existe tal retraso en la entrega de visas, Rosa Álvarez, abogada de la clínica jurídica de la Universidad Católica del Norte, UCN y que comenzará a prestar asesoría a migrantes a partir de este mes, indicó que “hay muchos elementos que confluyen en esta demora en los trámites, está el desconocimiento de las personas por un lado y por otro es que tenemos una ley que es tan antigua, del año 1975, que acoge una situación migratoria que el legislador de ese año no previó, la migración en esa época era muy inferior a la que tenemos en la actualidad, que ha aumentado considerablemente puesto que somos un país muy apetecido para la migración”.

Y es que si bien se dictó una nueva ley de extranjería, todavía no entra en vigencia hasta que se publique el reglamento, explicó la abogada, añadiendo que “esta nueva ley es mucho más protectora del migrante y está mucho más en conexión con los tratados internacionales de migración, de hecho reconoce plazos, el derecho humano a migrar y la ley antigua, que es la Ley de Extranjería, no reconoce ninguno de estos principios internacionales y en ese contexto no es tan proteccionista como esta nueva norma”.

Otro de los factores que ralentizaron los procesos es la pandemia del Covid-19, “hay una ley que es la 21.226 que tiene suspendido todos los procedimientos judiciales al menos, pero que también influye en los trámites administrativos y esta ley se dictó a propósito de la pandemia, esto hace que todos los procedimientos administrativos y judiciales estén ralentizados”, explicó Álvarez.

Desde oficina de Extranjería de la Delegación Presidencial Regional señalaron a El Día que “No podemos desconocer la situación migratoria del país, la verdad es que desde el año 2016 a la fecha ha cambiado bastante la situación a nivel social, al día de hoy en Chile hay aproximadamente 2 millones de extranjeros, algo que era impensado el 2016 y más encima nos regimos por una ley de 1975, entonces en ese sentido ha sido complicado y obviamente la carga laboral que ha generado esta situación ha sido notoria. Por el año 2016 la cantidad de extranjeros era mínima y los plazos estimados eran de 4 meses, después ya nos encontramos con un aumento exponencial e importante donde ya los plazos fueron de 1 año, el alza de extranjeros implicó un aumento en los plazos y fue difícil de poder controlar, ya con la digitalización de los procedimientos estamos volviendo a las tasas del principio”.

Desde la repartición explicaron además que “a partir del 2 de mayo de este año, todo lo que tiene que ver con solicitudes de residencia, visas, etc., las está recibiendo el nivel central, por lo tanto, nosotros a nivel provincial ya no recibimos solicitudes de residencia y solamente nos estamos encargando, al día de hoy, de otorgar los procedimientos que ya estaban en trámite antes de modificar esto”.

“Los extranjeros tienen disponibles las plataformas digitales tanto como para hacer sugerencias, consultas y reclamos y eso lo pueden hacer a través de la página web de extranjería, www.extranjeria.gob.cl y por ese medio ellos pueden recibir respuestas formales y concretas a sus solicitudes o a sus requerimientos”, añadieron desde la oficina de Extranjería de la Delegación Presidencial Regional.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X