Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
En un concejo extraordinario solicitado por cuatro concejales se informó que la apremiante situación económica ha llevado a tomar ese tipo de medidas. Alcalde dijo entender el dolor de las familias, pero recalcó que atraviesan una grave crisis.

En la sesión de un concejo extraordinario realizado ayer, a solicitud de cuatro concejales, el alcalde Alí Manouchehri y sus asesores explicaron el porqué de la desvinculación de 226 personas que prestaban servicios a honorarios y también el motivo del reintegro de 41 de ellas.

El concejal Camilo Ruiz, uno de los que solicitó la reunión, en parte de su intervención dijo que “veo que hay un poco de improvisación si estamos desvinculando y después estamos reincorporando, vamos a pedir por oficio cuántas personas han sido contratadas desde el 28 de junio, cuántas desvinculadas y quienes fueron recontratados, eso deja mucho espacio a la duda y nos gustaría que el proceso estuviera mucho más a la vista”.

Desde el área jurídica le respondió Eduardo Molina, quien manifestó que se desvinculó a trabajadores que tenían un contrato de carácter civil a honorarios y que todos contenían en sus cláusulas la posibilidad de que el municipio se reserva el derecho de poner término en forma unilateral y sin expresión de causa.

“Al desvincularlos se ha hecho uso de esta facultad, desde el punto de vista jurídico y legal, el proceso está siendo fundamentado en la facultad que se le da en las cláusulas del contrato, no habría algo ilegal”, dijo Molina, agregando que la causa del desvinculamiento es el problema de financiamiento que es bastante grave.

Número de despedidos 



También se informó que fueron 226 los despedidos, pero que posteriormente fueron reincorporados 41, y que el criterio para las reincorporaciones se basó en enfermedades crónicas, mujeres embarazadas y aquellos que se desempeñan en funciones críticas.

Asimismo,que el ahorro mensual por despidos es de 210 millones de pesos mensuales, un poco más de mil millones de pesos proyectados en cinco meses.

Otros antecedentes que se les entregó a los concejales es que los recursos del municipio duran solo hasta el presente mes, después se tiene que suplementar la cuenta en alrededor de 6 mil millones de pesos. El presupuesto a la fecha es de 9 mil millones de pesos aproximadamente y ya estaría gastado. Además, hay deudas millonarias en basura y en energía eléctrica. 

Por lo anterior, se informó a los ediles que las desvinculaciones se basaron en un tema netamente presupuestario, ya que debido a la grave crisis financiera por la que atraviesa el municipio, sumado al poco margen presupuestario para pagar sueldos para el resto del año, se hacía necesario reducir a los prestadores de servicio. 

Otro dato entregado es que el concejo municipal anterior aprobó para contratos a honorarios el año 2019 1.625 millones de pesos y terminó superando los 15 mil millones.

Leer también: Ola de despido tensiona a municipio de Coquimbo: no se descartan más desvinculaciones 

Probables juicios 



Ante los probables juicios que puede enfrentar la municipalidad por los despidos y lo que ha sido advertido por los concejales, el alcalde Alí Manouchehri sostuvo que “esa es una temática que hemos ponderado con el Departamento Jurídico. Las personas desvinculadas están en su derecho de seguir acciones legales. Nosotros estamos facultados para tomar decisiones como las que se llevaron a cabo”.

Asimismo, dijo no sentir orgullo por las medidas que estaba tomando, ya que entiende que la decisión puede estar golpeando a las familias, pero recalcó que el municipio está viviendo la crisis más grande de su historia.

Apoyo a la austeridad 



Los concejales apoyaron las medidas de austeridad que se están tomando, pero coincidieron en que la forma incomoda, por lo que solicitaron prolijidad y consideración.

El concejal Guido Hernández en su intervención recordó la votación que hubo en el primer concejo, donde si bien también apoyaron las medidas de apriete de cinturón, rechazaron que se les restaran beneficios a ellos, como eliminar sus asesores, a quienes se les paga entre 500 mil y 700 mil pesos mensuales.

“Las formas son importantes cuando se plantea la discusión respecto del soporte de los concejales (beneficios), yo de mis nuevos colegas puedo decir puras cosas positivas, porque en sus argumentos lo que plantearon era que estaban de acuerdo con la disminución del gasto. Todos propusieron formas distintas de disminuir los gastos de los concejales, pero lamentablemente por esta sobre expectación que existe por parte de los medios de prensa y, tal vez, por la poca muñeca que existió por parte de esta administración al momento de presentar el punto, se genera una lógica de dejar a un grupo como los malos de la película y a otro grupo como los buenos de la película, cuando aquí lo único que yo vi en ese concejo en particular, fue buena disposición en colaborar efectivamente con los cambios que está generando el alcalde con la finalidad de darle estabilidad financiera al municipio”.

Los concejales también manifestaron su preocupación, porque la comunidad le ha planteado que los malos funcionarios siguen en el municipio. De hecho, preguntaron directamente por trabajadores de planta que se negaron a renunciar y que son sindicados como parte de la debacle del municipio.

Otro alcance que hicieron fue la preocupación porque en redes sociales los concejales han sido maltratados por su votación. 

Leer también: Manouchehri por críticas tras despidos: “dónde estuvieron estos cuatro años” 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X