Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
En un emotivo acto realizado en el memorial a los asesinados por la comitiva militar encabezada por Sergio Arellano Stark, familiares de las víctimas recordaron los lamentables hechos, resaltando que a 48 años de los hechos, aún no hay justicia.

Familiares de las víctimas de la Caravana de la Muerte, que en su paso por La Serena, el 16 de octubre de 1973, asesino a 15 personas, recordaron el nefasto y doloroso episodio, declarando que aún esperan justicia.

En un acto realizado en el memorial ubicado en el Parque Pedro de Valdivia, familiares y dirigentes de derechos humanos señalaron que a 48 años de los crímenes, se sigue teniendo una circunstancia de impunidad en el país, lo que dijeron le hacía muy mal a la sociedad.

Por lo anterior, Claudia Santander, presidenta comunal del Partido Comunista, dijo que era importante “recordar que los ejecutados políticos, estos 15 nombres por los que aquí gritamos y alzamos la voz para recordarlos, fueron ejecutados por una dictadura que quiso imponer el terror a través de estas acciones de terrorismo ejercido por agentes del Estado. Nosotros creemos que cuando estamos en este momento en la etapa de echar a andar una nueva constitución, de construir un nuevo Chile, una sociedad que de alguna manera se está fundando nuevamente, es importante recordar que tiene que ser sobre la verdad, sobre la justicia y también para terminar con el negacionismo, porque todavía hoy hay muchos que se niegan a reconocer que esto existió, teniendo todas las evidencias”.

Recordó la causa en que se ha sometido a proceso al excomandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, donde aún no se ha resuelto. “Nosotros tenemos certeza, hay evidencia de la responsabilidad que tuvo en todos estos hechos. Para nosotros también es importante recordar que ellos fueron militantes de partidos políticos, que representaban un proyecto político para el país y es lo que se quiso eliminar con este ejercicio de violencia”, indicó la dirigenta.

Buscando la verdad



Por su parte, la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Ana Merino, recordó que llevan años buscando la verdad y la justicia, precisando que este es uno de los casos más tremendos ocurridos en el país durante la dictadura cívico militar.

En el caso de La Serena, indicó que las familias de los 15 asesinados por la Caravana de la Muerte, desde el primer día que comenzaron la búsqueda de sus cuerpos.

“Ellos fueron detenidos, torturados y asesinados en el regimiento. Cuando fueron sacados de la cárcel y llevados al regimiento, ellos pensaban que se iban en libertad, pero no fue así, porque los asesinaron. Nos duele profundamente todo lo ocurrido durante estos 48 años. La Caravana de la Muerte venía del sur y después recorrió todo el norte. Hoy, también le rendimos homenaje a los campesinos de Paine, que fueron detenidos el 16 de octubre y llevados al Cerro Chena, donde los asesinaron. Ese mismo 16 de octubre, aquí en La Serena, el 17 de octubre en Copiapó, el 18 de octubre en Antofagasta, el 19 de octubre en Calama y así sucesivamente”, recordó Ana Merino, hermana de un detenido desaparecido.

Más adelante, la dirigenta de derechos humanos, indicó que recordar a cada uno de los asesinados por la Caravana de la Muerte era tremendamente doloroso, “nos duele el alma y el corazón por lo que ellos vivieron”.

Luego complementó que sus cuerpos estuvieron 25 años ocultos, que fueron lanzados a una fosa común de manera ilegal en el Cementerio Municipal de La Serena, y cuando se investigó en el año 1991 se les dijo que en el lugar solo había capas gelatinosas. “Nosotros no nos quedamos conformes con esa investigación, sabíamos que nuestros compañeros estaban allí, hicimos la denuncia. Después se exhumaron y fue una cosa tremenda, porque presenciamos las osamentas cuando iban apareciendo, las ropas estaban intactas, eso me marcó mucho. Me dolió”, señala emocionada, Ana Merino.

Finalmente dijo que había una tremenda deuda, porque no se había hecho justicia como corresponde. “Se ha hecho a medias, por ejemplo, Juan Emilio Cheyre que ha negado, él dijo un nunca más, pero estaba ligado a las violaciones a los derechos humanos. Hoy esperamos que se vaya a la cárcel, no que le den tres años y que se vaya a dormir a su casa. No se pueden permitir estos crímenes tan alevosos”, cerró.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X