Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El senador se mostró de acuerdo con que los partidos de la centro izquierda alcancen un acuerdo para tener una candidata única a la presidencia, considerando que no hay tiempo ni recursos para una consulta.

El senador y vicepresidente del Senado, Jorge Pizarro Soto, en entrevista con diario El Día, reconoció el “tremendo error” de la centro izquierda al no haber inscrito candidatos en las primarias del 18 de julio y se mostró de acuerdo con que ahora los partidos del conglomerado lleguen a un acuerdo para tener un representante único, bregando porque sea la presidenta del Senado, Yasna Provoste Campillay.



-¿Cuál es el panorama que vislumbra para la centro izquierda?

“Creo que hay una gran oportunidad  de construir una alternativa de mayoría a partir de la  centro izquierda, ya que el espectro político ha estado bien polarizado por una derecha dura y con una continuidad clara del gobierno del Presidente Piñera (Sebastián) y una izquierda más a la izquierda del Partido Comunista. Con esa polarización política de los extremos, hay un gran sector del país que va a buscar una alternativa de transformación y de cambio, pero con estabilidad social y capacidad de gobernabilidad. Creo que eso es lo que puede representar un liderazgo que ha nacido de la credibilidad y la simpatía ciudadana que despierta Yasna Provoste”.



-¿Usted cree que la única salida es que se baje Paula Narváez y le deje el camino libre a Yasna Provoste?

“Nosotros lo que estamos priorizando es un acuerdo unitario que permita tener una propuesta común de gobierno, un acuerdo parlamentario que le dé respaldo y sustento a ese futuro gobierno y convocar a construir mayorías ciudadanas. Nos parece que es un acto de responsabilidad política ser capaces de ofrecerle al país esa alternativa de cambio, de transformaciones importantes con estabilidad. Lo fundamental es que sean las directivas de los partidos las que decidan bien los liderazgos potenciales de cada una de nuestras figuras. Yo lo que he sostenido y creo firmemente es que el liderazgo de Yasna Provoste ha nacido desde los ciudadanos, que la ven como una figura creíble, transversal, con claridad, que convoca, que conversa, escucha, dialoga y que, además, busca acuerdos para construir políticas públicas en favor de la gente. Eso es lo que ha hecho desde la presidencia del Senado y lo que le ha valido tener una gran aceptación en la ciudadanía y, sin duda, que es altamente competitiva”.



-¿Y Paula Narváez tendría que bajarse porque Provoste marca mejor en las encuestas?

“Le vuelvo a insistir que todos los dirigentes tienen que actuar con realismo político, con generosidad, buscando lo que sea mejor para el país. Son todas personas de mucha trayectoria, que tienen clara su vocación de servicio y ojalá se pueda actuar como siempre lo hemos hecho, con un espíritu unitario y generoso, sin imposiciones de ningún tipo”.



-¿Usted no cree que sea prudente realizar primarias o es solo por el poco tiempo que queda?

“Es que ese es otro tema, porque el tema procesal de cómo vamos a definir una candidatura siempre es bueno tener la posibilidad de hacer consultas masivas. Por eso, es que considero que fue un error garrafal, tremendo, el no haber participado en las primarias del domingo pasado, pero eso ya está, es un hecho de la causa. Por distintas razones las directivas de los partidos con sus decisiones imposibilitaron que participáramos de esa primaria. La situación en la que estamos hoy es muy distinta, porque ya se hicieron esas primarias con una alta participación ciudadana, cosa que es muy positiva, se decidió una candidatura que es de absoluta continuidad del gobierno de Piñera y también una candidatura hacia la ultra izquierda, del Partido Comunista y del Frente Amplio. Falta que nosotros le demos una alternativa a los millones de chilenos que no se sienten interpretados ni por el actual gobierno ni por soluciones más extremas. Si uno piensa en los mecanismos para eso, el ideal habría sido una primaria, pero sabemos lo que implica en estos tiempos cuando hay pocas posibilidades, que no contamos con el aparato legal del Servel, que da garantías a todos, que coloca la infraestructura, que pone el financiamiento, que garantiza el funcionamiento de las mesas, de los vocales, la comunicación, el resguardo policial, todo lo que es el tema comunicacional de franja, de publicidad, de financiamiento de las campañas. Eso, a la larga, lo único que lleva es que tengamos una participación muy exigua, porque al final participaríamos los más convencidos, los militantes de los partidos. Es un acto de realismo, por eso es que me parece bien que sean los dirigentes los que tomen esas decisiones”.



-La comunidad hoy pide más democracia y no candidatos ni autoridades nominadas a dedo, ¿No cree que podría generar rechazo un acuerdo así?

“Yo coincido con eso y esa es la gracia de la candidatura de Yasna Provoste. Nace de la ciudadanía y el apoyo que va concitando es producto de su accionar distinto y su forma distinta de hacer política. Su credibilidad, la confianza que genera, la capacidad de generar acuerdos, pero con voz firme y clara. De representar a los sectores que hasta ahora no han sido escuchados en toda esta crisis y esta pandemia, y lo dejó muy claramente establecido en el rol del Parlamento en la cuenta pública hoy (ayer). No es una persona que haya sido impuesta por alguien desde fuera, por una directiva de un partido o por que se le ocurrió a ella que podía ser una opción”.



-¿Cómo analiza el gesto de los parlamentarios del PPD que dieron su apoyo a la presidenta del senado como candidata?

“Es muy natural que eso suceda, no solo porque les ha tocado trabajar más de cerca con ella, sino que innumerables dirigentes sociales, actores de la vida pública, de las comunidades educativas, del mundo de la cultura, del deporte, del mundo laboral, de las pymes, han ido manifestando la necesidad de contar con un liderazgo potente como el de Yasna Provoste y es eso lo que ella ha tenido que asumir. Ella nunca pensó ni buscó una candidatura. Entiende que se ha generado una situación donde ella tiene que asumir una responsabilidad y es lo que seguramente va a decir mañana (hoy)”.



-¿Temen que votos de la centro izquierda se vaya con Boric?

“Uno de los problemas graves que tiene el hacer una consulta por internet, es justamente ese, que se pueden filtrar o se puede influir en un proceso de definición por parte de quienes no tienen voluntad de respaldar a los candidatos, sino que buscar o elegir al que les sea más fácil para competirle a otros o al que no quieren que salga. Para nadie es misterio que hubo una campaña anti Jadue (Daniel) en todos los niveles de la sociedad, lo que posibilitó que mucha gente fuera a votar por Boric (Gabriel), lo han expresado públicamente. En una consulta informática como se ha dicho, el problema es que pueden votar todos, no hay filtro. Desde otros partidos, de derecha, por ejemplo, si creen que una candidata es más competitiva para la derecha, entonces votan por la otra o a la inversa, desde la izquierda se meten y votan y tergiversan el resultado o el sentido de esa consulta. Ese es un problema objetivo que debemos tomar en consideración”.



-Expresidentes del PS como Camilo Escalona y Osvaldo Andrade dijeron que era imposible que Narváez se baje ¿Cree que hay poca voluntad política?

“Si el planteamiento de intransigencia lo hacen los partidos, quiere decir que si de verdad se quiere consultar a la ciudadanía, la única alternativa que nos va quedando es la votación ciudadana”.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X