Una de las peticiones realizadas, tiene relación con obtener una respuesta certera, a cerca de a que comuna pertenece este sector poblacional.

Los vecinos del sector de Huachalalume, se sienten abandonados por las autoridades locales y exigen a la municipalidad de Coquimbo mejorar ostensiblemente la calidad de la educación de sus hijos, mediante el aumento de la planta docente de la escuela  G-92 y generar un plan de acción para la localidad, potenciando su crecimiento y desarrollo.

La presidenta de la agrupación de vecinos,  Alma Arancibia, concurrió hasta la sesión del concejo municipal efectuado la semana recién pasada, para dar a conocer la realidad en la cual están inmersos los estudiantes del área rural, afirmando que “nosotros necesitamos un docente para primero y segundo año básico, ya que están funcionando tres cursos con un solo profesor, lo cual es injusto, ya que antes contábamos con el personal adecuado para cubrir la educación de los niños y ahora nos quitaron los recursos para el profesional. Por ello, debemos unir a los cursos, lo cual ocasiona que los pequeños estén amontonados en una sala y no puedan desarrollarse y aprender mejor”.

En representación del municipio, el concejal Ramón Velásquez, afirma que gran responsabilidad en las falencias que presenta la escuela de Huachalalume pertenece al departamento de educación municipal. Ante ello, señaló que “esto me demuestra que la preocupación no sólo se debe centrar en los establecimientos educacionales del sector urbano, sino también con mayor razón en las áreas rurales. Mi crítica apunta directamente a la gestión realizada por el departamento de educación, los recursos son de todos los coquimbanos por lo que deben llegar a todos”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X