Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El parlamentario solicitó que “dejen trabajar al nuevo alcalde Alí Manouchehri” y dijo que “algunos quieren aparecer como los buenos de la película” tras los despidos de honorarios.

La semana pasada estuvo convulsionada la comuna de Coquimbo tras el despido de más de 200 funcionarios a honorarios del municipio porteño a sólo días que el alcalde, Alí Manouchehri, asumiera su cargo. El hecho generó reacciones de diversos sectores, que repudiaron la medida, mientras el presidente de la Asociación de Funcionarios a Honorarios de la Municipalidad de Coquimbo, José Ossandón, acusó al edil de incumplir compromisos.

Bajo este contexto, el diputado y exjefe comunal del puerto, Pedro Velásquez, conversó con diario El Día y aseguró que “el alcalde Alí Manouchehri tiene el mandato popular y la autoridad moral para llevar a cabo los cambios que sean necesarios y que permitan sacar adelante a uno de los cinco municipios de Chile con mayor índice de deuda. Tienen que dejarlo trabajar”.

-¿Cómo evalúa, bajo esa perspectiva, el despido de los funcionarios a honorarios?

“Creo que es un hecho lamentable, porque siempre el hilo se corta por lo más delgado, pero era algo que de todas maneras se tenía que hacer. Esta era una situación que, aunque lo nieguen, todos los candidatos a concejales sabían que iba a venir. Puede que hayan habido situaciones donde se tendría que haber evaluado caso a caso, pero lo que más indignación me causa es que yo envié dos oficios, apenas se tomó conocimiento de la deuda, que quedó en evidencia en el informe de la Contraloría, y eso lo sabían todos los parlamentarios de la zona y los concejales que formaron parte del período del exalcalde Marcelo Pereira. Todos saben que él siguió contratando personal durante 2020 y 2021, endeudando al municipio”.

-¿Cómo aprecia el rol de sus colegas parlamentarios a la hora de fiscalizar estos hechos?

“Ningún diputado, de los que tenían personas en el municipio, hizo mucho.  Hay militantes del Partido Comunista, del Partido Radical, del PPD y para qué decir de la Democracia Cristiana. Hay que consignar que esto no es de ahora, sino que se viene arrastrando desde Pereira padre, pasando por Cristian Galleguillos y con la guinda de la torta, que fue Marcelo Pereira. Entonces, cuando parlamentarios como Matías Walker, Juan Manuel Fuenzalida o Francisco Eguiguren critican o han mantenido silencio y quieren aparecer como preocupados o buenos de la película, me parece que son en parte los responsables de esta situación que está pasando. Y esto, claramente iba a afectar a los honorarios y quienes se encuentran en la modalidad de contrata hasta fin de año”.

-A su juicio, ¿cómo se ha manejado la situación de los nuevos funcionarios de planta?

“Yo me hago esa pregunta. Hay personas que llevan menos de tres años trabajando en el municipio y son planta, como sucedió con el señor de Los Viking’s 5 (Pedro Barraza) ¿Eso no lo sabían los parlamentarios? Es cierto, a ellos no los pueden correr, pero qué hay de aquellos que ganaban $600 mil u $800 mil pesos mensuales y los sacaron. Entonces, hoy la fórmula que vemos es aparecer como los buenos de la película, llamando a formar mesas de diálogo, criticando al actual alcalde, pero ¿qué hicieron los parlamentarios antes? ¿Qué hicieron la totalidad de los concejales durante el período anterior? ¿Qué pasó con el concejal Alejandro Campuso o el concejal Fernando Viveros? No hay una declaración pública donde señale que necesitaba del apoyo de más concejales para presentarse ante la Contraloría Regional por notable abandono de deberes del alcalde. Por esto, no nos debe extrañar que haya diputados como Eguiguren y Fuenzalida que hablen de un baño de sangre en el municipio, pero ¿qué paso con el baño de dinero que se han llevado algunos funcionarios, que iban desde la UDI, Renovación Nacional, y los demás partidos que conocemos todos? Todos ellos usufructuaron de la municipalidad y da rabia que parlamentarios de esos sectores también lo hicieron, influyendo para que personas de su confianza ingresaran ahí”.

-¿Usted no tiene allegados de confianza en el Municipio?

“En mi calidad de diputado de la República no tengo ni tuve a ningún funcionario de parte mía en la municipalidad. La única persona que estuvo y que no es familiar mío era la viuda de mi hermano, Ramón Velásquez. Entre paréntesis, ella tomó la decisión de apoyar a Marcelo Pereira, y nunca ofreció su apoyo a Moira (Navea) ni a nosotros y no tenemos porqué juzgarla. Quizás han contratado bajo cuerda y yo no lo sé, pero podría asegurar que en muchos casos sólo se trata de coincidencia de apellido. Lo cierto es que no hay familiares directos, aunque soy testigo de cómo Marcelo Pereira ofreció cargos a Moira Navea o a Felipe Velásquez para que bajaran sus candidaturas”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X