Crédito fotografía: 
El Ovallino
A través de una manifestación solicitaron celeridad a las autoridades respectivas para dar con los presuntos responsables del accidente que dejó sin vida a Julia Campusano, Luis Araya y Felipe Linconao, luego que el automóvil en el cual se trasladaban hasta su trabajo cayera a un barranco.

El Ovallino 

Para Ricardo Araya recuerda como si fuera ayer el día en que su madre y su único hermano fallecieron tras el desbarrancamiento del automóvil en el que se dirigían hasta su trabajo, en la empresa agrícola San Clemente.

Una trágica jornada que vio cómo tres ocupantes del vehículo perdieron la vida, dos de ellos eran su madre Julia Campusano y su hermano Luis Araya, quienes no sobrevivieron a las heridas fatales ocasionadas por el impacto, al caer cerca de 150 metros.

“Fue mi mamá y mi único hermano y me quedé solo. Hemos estado en las afueras del fundo para que no pase su gente, hemos hecho caravana, velatones y difundiendo nuestro caso en las redes sociales. Este fin de semana realizamos una caravana para conmemorar el hecho y recordar a nuestra familia”, dijo Ricardo.

Y tal como lo menciona, familiares, amigos y cercanos a las familias realizaron una caravana desde El Palqui hasta el lugar del fatal accidente, donde tuvieron la oportunidad de recordar a Julia, Luis y Felipe, quienes finalmente fueron las víctimas fatales del accidente.

Ricardo considera que los responsables del hecho es la agrícola San Clemente, propiedad de Luis Chadwick. “Queremos que ellos se responsabilicen del tema, tanto como empresa, como la contratista para quién trabajaban mi mamá y hermano. Ya hay un juicio preparatorio laboral, por una demanda laboral”, dice.

Tanto él como su abogado, quien lo representa, buscan que los responsables del accidente puedan responder ante la justicia, pero observan esto último como prácticamente imposible.

“La empresa quiere evadir responsabilidad, haciendo cosas que no corresponden. Creemos que ellos no van a ir a la cárcel, son gente con plata, con poder, intachables, pero que haya una indemnización de por medio, somos familias pobres. Mi mamá era el pilar de la familia y con esto se derrumbó todo”, cuenta Ricardo entre lamentos.

La investigación de los hechos ocurridos en materia penal la está liderando el Ministerio Público, mientras el abogado defensor de las familias espera que se lleguen a resultados concretos, como sanciones a responsables.

“Queremos una formalización y el inicio de un eventual juicio a través de una acusación por cuasi delito de homicidios. Por otra parte, están presentadas las acciones en el tribunal laboral, donde ya tuvimos la primera audiencia y en seis días más tendremos la siguiente, donde las bases económicas que propuso el tribunal fueron de $40 millones. Mientras que en una tercera variante, tenemos la civil que es un juicio de largo aliento”, comentó Christian Berndt, abogado.

Ricardo dice que todavía no tienen informaciones de la investigación que pudiera estar realizando el Ministerio Público, que a un año y medio del fatal accidente no existen certezas de presuntos responsables. Mismo parecer tiene Berndt, ya que la institución es quien lidera las diligencias para resolver cómo se suscitaron los hechos en febrero del 2020.

“Si hoy sorprenden en Ovalle robándose cinco ‘Súper 8’, lo más probable es que terminen formalizados mañana en la mañana. Y en este caso tenemos sanciones de los organismos del Estado que tienen por objeto fiscalizar a la empresa; tenemos tres fallecidos, uno de ellos menor de edad; y hasta el momento no ha ocurrido nada. Si usted me pregunta si la familia está contento con la velocidad de todo esto, obviamente que no”, agregó Berndt.

La defensa solicitó al tribunal que indicara un plazo al Ministerio Público para poder formalizar, pero esta instancia habría determinado no acoger la petición por tener diligencias pendientes.

Mientras tanto, la familia de las víctimas espera poder encontrar respuesta a un hecho que enluta a la comunidad.

“Tengo esperanza de lograr algo, tanto para mi familia como para los temporeros. Arreglar algo, que se respeten algo las leyes, las precarias condiciones laborales que tenemos, cómo nos transportamos y todo eso. Estamos alejados y abandonados, una realidad muy distinta a los mineros. Esta zona es agrícola y no nos tratan como iguales”, dijo Ricardo.

El próximo 16 de agosto realizarán una nueva manifestación en Ovalle, para alertar a las autoridades por las escasas respuestas obtenidas del fatal accidente ocurrido en febrero del 2020.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X