Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
El futuro edil de la comuna puerto, que logró una victoria histórica sobre poderosas fuerzas al interior del municipio, apuesta a una austeridad en materia de gestión y espera volver a posicionar a la ciudad como un eje turístico. Asimismo, valoró la diversidad del nuevo Concejo Comunal que deberá liderar durante los próximos cuatro años.

Uno de los hechos políticos más importantes que dejó la “megaelección” vivida el pasado fin de semana en nuestra región, fue el triunfo histórico de Alí Manouchehri, alcalde electo de Coquimbo, quien superó a Fernando Viveros y a Marcelo Pereira, jefe comunal vigente que sólo alcanzó un exiguo tercer lugar y no pudo conseguir la reelección, poniendo fin a 29 años de hegemonía de la Democracia Cristiana en la comuna puerto.

No cabe duda que se trató de una “sorpresa” que dejó en evidencia la nueva visión de los ciudadanos de Coquimbo, que prefirieron darle una oportunidad a quien se hizo conocido hace casi 20 años sobre los pastos del estadio Francisco Sánchez Rumoroso, defendiendo los colores aurinegros. Ahora, la misión será titánica, donde asegura que deberá redoblar esfuerzos para ordenar las prioridades al interior de la administración municipal.

-Ya con la calma de los días ¿cómo valoriza esta victoria, para muchos inesperada?

“Yo pienso que triunfaron los coquimbanos y coquimbanas. Fue un proceso largo, desgastante. Recuerde que inicié esta campaña con la recolección de firmas en el mes de diciembre del año pasado, entre Navidad y Año Nuevo, en plena pandemia y con las notarías llenas. Fueron casi 550 personas las que nos permitieron inscribir la candidatura y tener la fuerza para afrontar el desafío. Nos enfrentábamos a un duro candidato y a una dura administración. Lo hicimos con honestidad, con transparencia, llegando a la gente con un mensaje esperanzador y así es como fue creciendo nuestra candidatura, lo que quedó claramente demostrado el día de la votación”.

-¿Por qué la gente creyó en su proyecto y no en los llamados partidos tradicionales?

“Creo que las personas confiaron en la manera en que transmitimos el mensaje. Jamás salí a prometer cosas que no iba a cumplir, tampoco salí a repartir cargos al interior del municipio, tampoco fui a prometerle a dirigentes vecinales que trabajarían conmigo. Me mostré tal cual soy, una persona humilde, trabajadora y de esfuerzo. El mismo que hizo las divisiones menores en Coquimbo Unido, en la Playa Changa, en Los Tambores y en La Pampilla y que se dedicó durante 17 años a jugar en el fútbol profesional. El mismo que fue presidente del Centro de Alumnos del Colegio Bernardo O’Higgins. También fui el mismo vecino de siempre, el mismo amigo de siempre, que le da importancia a los temas sociales y ese mensaje a la gente le llegó, porque no tengo partido político y no le debo nada a nadie. Sólo entro al municipio como un ciudadano que logró recuperar un espacio que le pertenece a todos los coquimbanos y coquimbanas”.

-Hemos visto diversas problemáticas, como el aumento del personal municipal, el incremento de la deuda y otras quejas por parte de los funcionarios. ¿Realizará una evaluación o habrá una reestructuración?

“Cuando iniciamos la candidatura, sabíamos que habían irregularidades dentro del municipio, las que tienen que terminar. Tuvimos la posibilidad de leer el informe Contraloría que desnuda gran parte de las malas prácticas que se llevaron a cabo. Por eso, nuestra primera medida es un plan de austeridad que elimine esos comportamientos. Hoy sabemos que existen dobles contratos y horas extras indebidas dentro del equipo del alcalde, más el arriendo de la casa del jefe comunal. Creo que cada uno de los pesos que podamos ir recuperando se van a inyectar a políticas sociales. En algún minuto, este municipio tuvo los recursos, pero esta gestión no los utilizó de la mejor manera”.

-¿Ha podido conversar con funcionarios municipales?

“Sí, y tienen unas ganas terribles  de hacer las cosas bien y de cambiar el liderazgo que había dentro, y esas personas nos van a aportar demasiado, porque hay profesionales jóvenes. En todo caso, sabemos que hay personas que han sacado un provecho individual por sobre el provecho colectivo, y esas no van a tener cabida en mi administración. Los operadores políticos le han hecho un daño tremendo a la ciudad”.

-¿Qué otros temas importantes considera que están pendientes para la comunidad coquimbana?

“Debemos revisar bien lo que sucede y tener en cuenta qué situación financiera es la que vamos a encontrar y cuantos recursos vamos a disponer y recuperar. Como primera medida, debemos fomentar el empleo, porque mucha gente está saliendo a vender sus cosas, precisamente porque no encuentra trabajo. Es cierto, yo tampoco puedo salir a prometer que soy el salvador, pero sí me comprometo a conversar con los emprendedores. Quiero potenciar el arte, la cultura, y si logramos avanzar en materia de vacunación, creo que tendremos un verano propicio. Por eso debemos prepararnos con un plan estratégico de turismo, que nos permita inyectar los recursos en Coquimbo, porque no es posible que lleguen los cruceros y los turistas se vayan a la ciudad de La Serena. Eso debemos empezar a trabajarlo desde ya”.

-¿Cómo vislumbra su relación con el nuevo Concejo Comunal, que tiene una renovación prácticamente total?

“Me encanta que se haya renovado gran parte de este Concejo. Yo no tengo problemas con nadie, de ningún sector, porque yo pertenezco a una candidatura independiente que ama a su ciudad. Espero trabajar en conjunto con los concejales, y si queremos hacerlo para levantar esta ciudad, es lo adecuado. Estoy convencido que el nuevo Concejo está buscando el mismo camino que yo. En eso no tengo dudas. Yo tengo que reunirme con los comunistas, con la derecha y con la centro izquierda. Acá los únicos colores que importan son los colores de Coquimbo. Y así, no va a ser tan difícil como algunos se imaginan”.

-Por último, ¿cómo abordará la situación del comercio ambulante en la ciudad?

“Lo que sucede es que debemos desarrollar un plan de empleo juvenil,  también para apoyar a las mujeres. Debemos trabajar con los adultos mayores también, y para eso debemos reactivar convenios con el sistema educacional para poder capacitar  mirando hacia el futuro y generar trabajo. Sino, irán creciendo cada vez más nuestra ferias y el comercio ambulante. Debemos dialogar mucho más con ellos, y también con la Cámara de Comercio”.           

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X