Crédito fotografía: 
Cedida
El perro, un pug que tiene cuatro años, fue sustraído desde su vivienda y estuvo cinco días perdido. Tanto la PDI como Carabineros entregan tips para evitar estos sustos, mientras un veterinario analiza los efectos que este trauma puede causar en los animales.

El 21 de junio se celebró el Día Mundial del Perro y muchos aprovecharon la oportunidad de acariciar a su mascota. No sólo los canes, también gatos y otros “regalones” de las familias, por supuesto.

En ese contexto, el extravío o robo de uno de los “peludos” suele ser un momento de gran preocupación y pena de parte de sus amos, que los sienten como parte integral de sus hogares.

El pasado jueves 15 de junio, a eso de las 21:30 horas, una familia sufrió el robo de “Frank”, un pug de cinco años en el sector de San Joaquín, en La Serena, que luego de ser sustraído de la vivienda por un delincuente, incluso fue lanzado contra las rejas para poder huir. Ahí comenzó la pesadilla para Franko Muñoz, su dueño, al igual que para su compañera, Javiera. Comenzaron una campaña por redes sociales, para tratar de encontrarlo, pero justamente en el Día Mundial del Perro, un llamado telefónico les devolvió el alma al cuerpo: Frank había aparecido en Tierras Blancas, ya que una mujer que había visto las publicaciones reconoció al can.

“Esta señora nos mandó unas fotos, realizamos una videollamada, nos envió un video y efectivamente lo reconocimos. Fuimos a su casa, y ahí nos encontramos con Frank, que estaba bastante desorientado y algo sucio, pero en general se encontraba en buenas condiciones”, señaló Franko.

Cabe destacar que al día siguiente del robo, esta familia presentó una denuncia en la Primera Comisaría de Carabineros de La Serena. Y sin duda, el apoyo de las redes sociales y de los medios de comunicación fue fundamental para el poder encontrar a Frank. “Al día siguiente que apareció, lo llevamos al veterinario, especialmente para que revisaran sus patas, ya que el ladrón prácticamente lo lanzó desde la reja hacia afuera. Tuvo unas lesiones pequeñas, pero nada de gravedad”, detalló.

La dura experiencia dejó una moraleja importante para la familia del pequeño Frank. “Aumentamos la seguridad en la casa y por cierto, tenemos cuidado de no dejarlo salir al antejardín”, acotó Franko.

Redoblar la denuncia   



Desde Carabineros, que acompañó la búsqueda del pequeño can de raza pug, entregaron recomendaciones para así no ser víctimas de la delincuencia y proteger a las mascotas.

La subteniente Javiera Navarrete, de la Primera Comisaría de La Serena, en conversación con El Día, recomendó que “no se debe dejar a la mascota atada fuera de establecimientos, mientras se realicen trámites personales. Se debe llevar siempre sujeta con correa en los paseos y en caso de dejarlo suelto, no perderlo de vista. Tampoco se debe dejar a la mascota al interior de un vehículo sola, ya que además de poner en peligro su vida, se puede incurrir en un delito”, subrayó.

A su vez, la funcionaria policial indicó que “si se la deja en el jardín o terraza sin supervisión, hay que tener cuidado si es un lugar al que se pueda acceder fácilmente desde el exterior. Igualmente recomendamos que se adopten mayores medidas de seguridad personal para evitar otros tipos de delito en los domicilios”.

Por su parte, el jefe de la Brigada de Robos de la PDI, subprefecto Fernando Rojas, en diálogo con nuestro medio, recalcó que es fundamental realizar la denuncia. “De esta forma, se van a generar los antecedentes para definir los patrones conductuales y delictuales, para poder guiar de buena forma una investigación. Mientras más denuncias hayan respecto a estos temas, podemos hacer un foco criminal y tener hipótesis delictivas que nos puedan conducir a los perpetradores del hecho o quizás a receptadores”, declaró el jefe policial, asegurando que “en un procedimiento anterior, derivado de un robo en lugar habitado, con violencia, además de especies, también se llevaron un perrito pug”.

Sobre las razas pequeñas, Rojas indicó que “este robo sin duda puede ser un negocio lucrativo. No tenemos antecedentes que estos delitos hayan aumentado en la conurbación, pero sí son muy codiciados por algunos delincuentes, ya que pueden incluso conformar un criadero y sacar fáciles y amplios dividendos económicos”, concluyó Rojas.

Una situación estresante para un animal

Dentro de las razas que principalmente son sustraídas por los delincuentes, según datos de la PDI, encontramos al bulldog inglés, bulldog francés, yorkshire terrier, pug, chihuahua y poodle toy. Pero en todos los casos, los canes viven un duro transe. Carlos Rojas, veterinario de Vet Clinic, ubicado en Regimiento Arica 6001, señaló que “este robo sin duda ha ido en alza, es una realidad. Para ellos, vivir una situación como ésta representa un alto estrés, porque son muy apegadas a sus dueños. Además, muchas veces tienen una alimentación especial o son dependientes de fármacos, cuando tienen una enfermedad cardíaca, renal o diabética. Este descuido puede resultar mortal”, consignó.

Rojas agregó que “no estar en su ambiente, no recibir comida y ser violentados puede redundar en ciertos traumas. Luego, si vuelven a casa, se pueden orinar de miedo, pueden ladrar más y tener un cambio y agredir a sus dueños. Lo importante es llevarlos de inmediato al veterinario luego de un evento así”. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X