• Proyectos que abordan problemáticas de alcoholismo en la región reciben recursos para su ejecución
    Proyectos que abordan problemáticas de alcoholismo en la región reciben recursos para su ejecución
Para Coquimbo corresponden más de 5 millones pesos, recursos que provienen del programa de centros de alcoholismo y también de la Ley de Alcoholes.

Agrupaciones de La Serena, Coquimbo, Vicuña, Combarbalá, Andacollo y Ovalle, recibieron el financiamiento que entregan los fondos para Centros de Alcoholismo 2013 del Ministerio de Salud, con lo cual, se beneficiará directamente a unas 800 personas de la región que padecen las consecuencias de consumo nocivo de bebidas alcohólicas.

Esta entrega de recursos se materializó en una ceremonia desarrollada en las dependencias del Club Rehabilitador San Pablo de Coquimbo, la cual fue encabezada por la Directora del Servicio de Salud, Dra. Ana Farías, y que contó con la presencia de la Jefa del Departamento de Salud Municipal de Coquimbo, Sandra Larenas, y el Director del CESFAM de San Juan, Manuel Suzarte.

A través de la Unidad de Salud Mental del Servicio de Salud Coquimbo,  13 iniciativas correspondientes a 9 grupos de autoayuda y clubes de rehabilitados alcohólicos de la región fueron beneficiarias de estos fondos que apoyan proyectos que buscan prevenir el consumo nocivo y la dependencia del alcohol, además de programas que acompañan el tratamiento de problemas de salud asociados al alcoholismo.

La Directora del Servicio de Salud Coquimbo,  Ana Farías, precisó que esta iniciativa comenzó en el año 2001 y “para este 2013, el Ministerio de Salud  ha dispuesto de 153 millones de pesos para estos proyectos a nivel país, correspondiendo $5.300. 000 a la Región de Coquimbo”, recursos que provienen del programa de Centros de Alcoholismo y también de la Ley de Alcoholes.

“Para nosotros como red de salud, esto cierra el círculo de lo que significa rehabilitar a una persona, rehabilitarla con las estructuras que tenemos en salud, con las unidades de Alcohol y Drogas  y sacarlos de su dependencia. Pero integrarlos nuevamente a la comunidad, es algo que no es fácil sin estos grupos que la propia comunidad tiene organizados”, destacó Farías.

Por su parte, Carlos Collado, de la Agrupación Arrebol del Centro de Salud Familiar Cardenal Caro de La Serena, relató su experiencia con el alcohol, indicando que a los 65 años recién pudo dejarlo. “A todo el mundo le hago saber el mal que produce esta enfermedad, a mí se me vinieron todos los males de un solo tirón. Yo empecé a tomar desde los 7 años, pero no tengo vergüenza en pregonar mi testimonio y tratar de evitar que otros vayan a caer en lo que caí yo, . Actualmente aún me cuesta levantarme y que me acepte la sociedad cuesta un montón”, explicó.

Finalmente, Luisa Moya, Presidenta del Centro Rehabilitador San Pablo de Coquimbo, destacó que, a pesar de que los recursos para estos proyectos son escasos, el beneficio que conlleva su ejecución “va en ayuda de todo el grupo familiar, porque el alcoholismo no sólo afecta a quien lo padece, sino también a quienes lo rodean”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X