Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El edil se refirió al conflicto que se ha agudizado en torno a la “feria” de calle Cordovez, afirmando que reiniciará conversaciones para erradicar a los vendedores informales del centro de la comuna.

El reelecto alcalde de La Serena, Roberto Jacob Jure, en conversación con El Día se refirió a la situación en la que inicia un nuevo período, reconociendo que temas como el de los vendedores informales es una situación compleja, rechazando de que se trate de una feria instalada en el centro de la ciudad. También valoró el aporte que harán las mujeres en un concejo paritario, indicando que se debe trabajar en conjunto por la ciudad.

-¿Han hecho algún trabajo para detectar quiénes son comerciantes y quiénes cometen hechos al margen de la ley en la “feria” de calle Cordovez?

“Lo primero, no la podemos llamar feria porque no lo es. No podemos comparar las ferias establecidas en los distintos lugares con ilegales que se han tomado la calle Cordovez como un espacio para vender todo tipo de productos. Hemos hecho todos los esfuerzos y tenemos ahí gente que no es de La Serena, hay muchos que tienen una hoja de vida no muy deseable. De hecho, en algunos casos a la gente que se ha detenido por violencia contra los inspectores, han tenido prontuario, y un prontuario no menor. Se ha detenido gente con linchacos, con manoplas, con estoques, entonces de qué estamos hablando. Cuando hablamos de ambulantes, son los que tienen permisos y son aproximadamente 54, que no están solamente en calle Cordovez, están en el resto del casco histórico. Este es un problema que ya se arrastra por bastante tiempo y no es un problema solamente de La Serena, es de Coquimbo, Ovalle y de todo Chile. Es gente que se empoderó después del estallido social, después vino la pandemia y alegan que ellos quieren trabajar, pero aquí hay reglas que hay que cumplir y ellos no las están cumpliendo. Yo les ofrecí terrenos, a las verduleras principalmente, les entregamos las llaves y simplemente no quisieron irse. Después les ofrecimos otro terreno y tampoco quisieron irse. Entonces, quiere decir que no hay ninguna voluntad de buscar una solución al problema. Ellos quieren estar en la calle y quieren estar en Cordovez”.

-Usted dijo en una entrevista a este medio que eran delincuentes los que se habían tomado las calles, ¿aún cree lo mismo?

“No todos, de los que se han detenido ha habido delincuentes. Yo no puedo generalizar, pero sí hay delincuentes y así lo dice la historia policial de muchos a los que se ha detenido. Lamentablemente por algunos pagan el pato todos”.

-¿Y en los diálogos que han tenido, qué argumentos les han dado para estar allí?

 “Que no tienen trabajo y que tienen derechos igual que cualquier trabajador. Les hemos explicado que hay espacios para que puedan ejercer su labor, pero no es en el centro de la ciudad y que no existen más permisos para que puedan ejercer esa labor en el centro de La Serena. Se los he dicho en todos los tonos, el que quiera formalizar cuenta con todo nuestro apoyo. Al que quiera vender fuera del centro de La Serena, le puedo otorgar un permiso, pero la verdad es que no les apetece ni es atractivo para ellos, porque quieren estar en el centro. Hay que entender que tenemos a grandes proveedores de esta gente, es gente que anda en vehículos, que les provee de la mercadería. Salen en la mañana tempranito de algunos lugares especiales. Es toda una organización, esto no es improvisado”.

-¿Cómo han vivido las agresiones a inspectores municipales y a qué destino han llegado las querellas?

“Las querellas siguen su curso, todavía no hemos tenido resultados, espero que los tengamos, porque no es posible que pateen las motos, los vehículos, esa no es la actitud de un comerciante, esa es la actitud de vandalismo. Por lo tanto, es muy poco creíble cuando dicen que están trabajando por necesidad, cuando la verdad es que muchos trabajan en la calle porque les va mucho mejor que en otro lugar. No hay ningún reglamento establecido que ellos quieran respetar. Las posibilidades de poder formalizarse las tienen. Tienen toda la oferta del municipio para ayudarlos, pero siempre que exista la intención de salir del centro”.

-Iniciando un nuevo período como alcalde, ¿Tiene algún plan para buscar una solución a este problema?

“Voy a pedir una reunión con el intendente y con los distintos servicios, porque ahora tenemos un problema que es más grave y es que el mayor número de contagios está en el centro de la ciudad. Hoy día aparte del comercio ilegal es un problema sanitario y hay que abordarlo como tal, porque ahí no se respeta la distancia, no todos usan mascarilla y hay un montón de hechos que son irregulares y que no van a permitir que se termine nunca el contagio, sobre todo en el sector central, que es donde más gente hay”.

 

Concejo renovado

-¿Le sorprendió que ascendieran tantos rostros nuevos al Concejo Municipal?

“Nosotros sabíamos que habría nuevos rostros, porque había gente que estaba en el concejo y no iba a la reelección, como Pablo Yáñez, Mauricio Ibacache, Róbinson Hernández, Óscar Olivares. Teníamos a lo menos cinco nombres que se renovaban. Esperábamos un cambio mayor y así fue, de los antiguos quedaron solamente tres”.

-¿Le acomoda el nuevo Concejo o hubiese preferido continuar con quienes venían de atrás?

“Este tema, más que acomodarme, es lo que la gente eligió. Yo he estado en cinco concejos distintos: Tres veces como concejal y dos veces como alcalde. Por lo tanto, yo me tengo que adaptar, porque lo que necesitamos es que la gente en el concejo trabaje por la ciudad, independiente de los colores políticos que tengamos, pero cuando uno quiere lo mejor para la ciudad, logra aunar los esfuerzos y trabajar complementándose. Si bien al principio hay que ir acomodándose a los cambios, no me molestan en absoluto”.

-Tendrá un concejo paritario en esta oportunidad.

“Eso me parece muy bien, creo que las mujeres son un tremendo aporte”.

-¿Hará cambios al interior de la municipalidad en esta nueva etapa?

“Vamos a evaluar, a hacer un análisis profundo y si es necesario hacer algunos cambios tendremos que hacerlos”.

-¿Por qué cree que bajó su votación referente a las elecciones pasadas, hay algo de desgaste en el cargo?

“Si lo analizas, yo no bajé mi votación”.

-¿Cómo así?

“Subí dos mil votos. Ojo, la vez pasada saqué 21.700 y esta vez saqué 23.700. Los porcentajes son otra cosa, pero en votación yo subí dos mil votos. Me siento muy satisfecho, porque mantuve la votación anterior y dos mil personas más votaron por mí”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X