Crédito fotografía: 
El Ovallino
Días atrás productores locales habían donado parte de su cosecha a crianceros, sin embargo, esta semana un habitante de la comuna registró que otro cargamento fue botado en un cerro.

La semana pasada una buena noticia llegó a los crianceros de las localidades de Cárcamo y Campanario, comuna de Monte Patria, ya que recibieron la donación de toneladas de mandarinas que servirían para alimentar a sus animales. 

Sin embargo, en contraparte, un ciudadano montepatrino denunció que otras toneladas del mismo fruto fueron desechadas, y así lo dejó registrado en un video grabado en uno de los cerros  de la comuna. 

“Desde hace tiempo que los vecinos estamos teniendo problemas en la zona, porque hay un canal que pasa por aquí que alimenta los huertos de toda esta zona y el mismo canal alimenta varios fundos. En esta última cosecha en julio las empresas botaron toneladas de mandarinas, están cultivando más de lo que pueden tener, no hay agua pero ellos siguen cultivando más, entonces desperdician el agua y después desperdician la fruta, en el video que grabé no se alcanza a apreciar todo, porque solo se ve una parte”, acusa Héctor Albornoz, el denunciante.

El vecino montepatrino comenta una teoría que podría explicar esta situación, “el cultivo de la mandarina es un rubro sobreexplotador, hay condiciones de trabajo inapropiadas, están las bajas temperaturas en pleno invierno, también se producen muchos accidentes porque la mandarina mayoritariamente están en las laderas de los cerros, entonces yo creo que ese es uno de los puntos que hace que las empresas tampoco puedan exportar o sacar toda su fruta, porque la gente ya no quiere trabajar en eso”, apunta.

Héctor no solo espera que se deje de desperdiciar frutas, sino también que se pueda llegar a un acuerdo con respecto al uso del recurso hídrico.

“Se hizo una reunión por el canal que alimenta a la gente y el fundo, pero la gente no llega, no llegan los dirigentes, ojalá podamos llegar a un acuerdo y que vuelva el agua, hace tres años que vivo en este sector y había suficiente agua, desde ese tiempo a la fecha no está corriendo”, complementa. 

Se intentó obtener mayor información a través de representantes de la Municipalidad, aunque hasta el cierre de la edición esto no fue posible.

Precios elevados 

Pese a lo contrario que se podría pensar a raíz de esta denuncia, el precio de este producto no ha disminuido, muy por el contrario, ha aumentado, el kilo en la feria modelo de Ovalle tiene un valor de mil pesos. 

“En este tiempo escasea la mandarina, aunque sale una de mejor calidad, es un poquito más cara, en su tiempo yo la compraba a $300, ahora estoy pagando $600 a los mayoristas, porque yo compro como 100 o 200 kilos para la semana, en este tiempo en septiembre escasea la mandarina y es más cara”, comenta el feriante ovallino Patricio Araya.

Ese mismo valor coincide la feriante Elisa Plaza, quien dice que “en este tiempo está escasa la mandarina y por eso están subiendo los precios, hace dos semanas atrás la pagábamos a costo de $500, ahora está a 650 y tirando para 700”.

Elisa acusa que una de las razones del aumento de precios se debe a que los productores prefieren vender la fruta hacia otros lados, “el problema es que prefieren exportar, por eso es escasa, en esta zona la mandarina debería ser barata pero como hay exportación elevan el precio”, apunta.

En cuanto a la fruta desechada, la feriante ovallina dice que esta es una situación que no solo ocurre con los grandes productores, “generalmente la gente de campo prefiere botar la fruta porque acá hay un intermediario que muchas veces le paga una miseria al campesino, le ofrecen por ejemplo 150 por el kilo, y muchas veces el productor prefiere botarla que venderla a esos precios, ese intermediario llega acá y cobra 600 pesos por el kilo”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X